Smash Court Tennis 3
Smash Court Tennis 3
  • Plataforma PSP 5 360 5.5
  • Género Deportes
  • Lanzamiento 30/05/2007 (PSP)
    27/06/2008 (360)
  • Desarrollador Namco
  • Texto Español
  • Voces Español, Inglés
  • +3
Carátula de Smash Court Tennis 3
  • 5

    Meristation

Tenis de segunda

Daniel Delgado García

Hay que reconocer que los juegos de tenis siempre han atraído a mucha gente, ya que su temática es muy sencilla de plasmar, pero es realmente difícil hacerlo bien. En las máquinas de Sony, la saga de Namco siempre ha intentado aportar el toque de simulador que sus rivales no tienen, y en PSP, no es una excepción.

El largo camino del tenista.

La saga Smash Court Tennis nació como un intento de resucitar el clásico Súper Tennis de Súper Nintendo. Es decir, con personajes cabezones, jugando en los lugares más variopintos, como el tejado de una casa, o en medio de la playa. Sus puntos fuertes, eran los toques de humor, y una jugabilidad sencilla pero a prueba de bombas. Cuando la franquicia dio el salto a PS2, lo hizo con la coletilla 'Pro Tournament', y entonces la cosa cambió. Se modificó la estética para hacerla más realista, incluyendo los mejores tenistas del ATP con sus nombres reales. Y la estética no fue lo único que cambió, sino que la jugabilidad también lo hizo.

Un punto de realidad

Los tres juegos de la franquicia que salieron para PS2, y que se desmarcaban de la numeración original, optaban por una jugabilidad más realista. Intentaban ser más simuladores que arcades, añadiendo más elementos a la ecuación del juego, pero haciendo así que fueran más profundos. Esta entrega para PSP no incluye la coletilla 'Pro Tournament', pero está claro que es el sucesor de estos. Incluye 16 jugadores reales, 8 hombres y 8 mujeres, con sus nombres y rostros auténticos, y opta por una fórmula de juego tan realista como sus hermanos mayores de PS2… quizás un poco más rebajada, pero lo suficientemente real como para desmarcarse de su gran competidor: Virtua Tennis.

En Smash Court Tennis 3 hay muchos golpes que se pueden hacer, y que se deben hacer. Ya no basta con darle a un botón y dirigir la bola; aquí hay que saber hacer de todo: golpes planos, liftados, cortados, globos, dejadas… hay que saber que es lo que hay que hacer en cada momento, y combinarlo todo, o resultará muy fácil perder los puntos. Obviamente, sigue siendo un juego, e incluso se podría decir que el grado de simulación que aporta tampoco es que sea excesivamente alto, pero sí lo suficiente como para ofrecer una alternativa diferente a la oferta actual de juegos de tenis. Aunque está claro que, con esta nota, sus errores están en otros lados. Veámoslo...

 Gráficos

Smash Court Tennis 3 (Sony PSP)

A nivel visual, parece que PSP esté cerca ya de alcanzar su límite. Últimamente todos los juegos que salen para ella parecen gozar de un nivel excelente en su apartado gráfico, pero en general todos parecen llegar al mismo nivel. Smash Court Tennis 3 no es una excepción. Presenta un nivel aceptable, pero tampoco sorprende en demasía en vista de otros juegos que también hay llegado recientemente (y no tan recientemente) a esta consola. Así pues, podemos apreciar a unos tenistas recreados con un estilo sobrio, sin grandes detalles. Quizás sólo 16 tenistas reales pueden parecer pocos, máxime si tenemos en cuenta que esta cifra incluye el cuadro masculino y el femenino, pero están todos los que tienen que estar: desde Federer a Sharapova, desde Nadal a Mauresmo. Y para quienes no sean seguidores del tenista de Manacor, también hay otro español en la lista: Feliciano López.

Pero el aspecto de los tenistas parece lo único bueno que se puede remarcar. Las animaciones son variadas y bien realizadas, pero todas tienen un defecto: sus transiciones son muy lentas, tanto en su ejecución como en la unión con la siguiente. Los golpes, tanto de derecha como de revés, o los saques, o las aproximaciones a bolas a las que no pueden llegar se presentan demasiado artificiales y como 'ralentizadas'. Todo está realizado con demasiada lentitud, alejándose de la agilidad que se les presupone a jugadores top-ten como los que están presentes en el juego, dejando una sensación de impotencia en muchos puntos en los que sí parece que podemos llegar a la bola y la animación de desplazamiento o de intento de golpeo no nos deja sin razón aparente. En este caso se queda muy por detrás de la fluidez y dinamismo que alcanza su competidor Virtua Tennis 3, bastante mejor en todos los aspectos a este título.

La dinámica de la bola tampoco se ha optimizado bien, y no habrá mucha diferencia entre un bote en tierra batida u otro en pista rápida. El desplazamiento de la bola sigue teniendo el mismo defecto que lo visto en los jugadores: se mueve de forma muy lenta incluso en los golpes ganadores, algo muy frustrante y que le resta tanto realismo como jugabilidad. Los escenarios en los que se juega son bastante variados y bien representados. Lo mismo podemos jugar en un estadio, que en la playa, que junto a un castillo británico… hay de todo, y aporta un toque de variedad. Los diferentes tipos de pista están bien representados, y lo que peor sale parado es el aspecto del público, que es una simple textura que se mueve un poco; pero que afortunadamente tampoco se ve demasiado. Para terminar, añadir que todos los textos del juego están en un perfecto castellano.

 Sonido

Musicalmente, el juego se limita a cumplir y punto. Podemos encontrar algunas músicas diferentes para los menús, pero luego los partidos se realizan en el más absoluto silencio, roto únicamente por los efectos de sonido… por otro lado, como debe ser. La única música que escucharemos aquí es la que aparece durante las repeticiones, que todo sea dicho, es bastante machacona y repetitiva. Los efectos de sonido ya son otra cosa. El golpear de la raqueta es bastante fiel a la realidad aunque a veces suene bastante metálica. En el otro lado de la balanza tenemos los gritos de los jugadores al golpear la bola, que ni de lejos se parecen a los de los jugadores reales. El resto de efectos simplemente cumplen, desde el comentarista (en inglés) hasta otros efectos como los pasos, o los botes de la bola. El público simplemente competente, sin más.

Jugabilidad

La gran baza de Smash Court Tennis 3, y que se ha quedado en nada. Se basa principalmente en un sistema de 4 botones, en el que cada botón representa una acción diferente. Círculo es un golpe liftado, el más seguro y eficaz. Cuadrado es un golpe plano, potente pero más arriesgado de fallar. X es un golpe cortado, lento pero ideal para recuperarse. Y Triángulo es un globo. Dominar los cuatro golpes es vital para ganar partidos. Esto de entrada significa que se acabó el darle a un botón para devolver la bola y punto. Aquí hay que pensar lo que se quiere hacer, planear una estrategia, y ejecutarla con éxito. Por ejemplo se puede ir mandando al jugador rival hacia el fondo de la pista con golpes fuertes, y luego hacer una dejada (X y la palanca hacia atrás) a la que seguramente no podrá llegar.

Otro punto que acentúa el carácter de simulador es la posibilidad de cometer errores. Si llegamos forzados a una bola, o le damos al botón en el momento incorrecto, puede que la mandemos fuera de la pista, o que se nos quede en la red. Igualmente también se pueden hacer saques directos controlando la dirección y fuerza de la bola en el momento del saque. Es uno de los puntos positivos que tiene el juego. Sin embargo, a pesar de que el juego tiene muchas posibilidades, más que otros títulos, no deja de ser un título sencillo de jugar. Es fácil aprender, y además incluye un extenso tutorial para dominar todos los golpes y acciones que se pueden hacer, e incluso enseña también algunas estrategias para hacer más efectivo el juego. Lo malo es que, como habíamos comentado anteriormente, todo se mueve de forma tan sumamente lenta que resta jugabilidad, accesibilidad y realismo a la acción.

La buena mecánica que se había visto en los juegos de PS2 no se ha trasladado a PSP de forma efectiva, ya que la indefensión está a la orden del día. Jugadores que casi se desplazan de forma raquítica por la superficie, casi sin moverse del sitio por muchos pasos que den, o momentos en los que parece que sí podemos llegar a la pelota pero la máquina carga automáticamente la animación de lamento por perder el punto, o simplemente pelotas que pasan a 20 cms. de la raqueta pero igualmente son devueltas, denotando un motor de colisiones impreciso. No es de recibo estos errores en pleno 2007. En cuanto a modos de juego, hay principalmente 2, más uno extra. Los principales son el modo Arcade, y el modo Pro Tour, mientras que el modo extra se llama Desafío, y lo componen 3 divertidos minijuegos. El modo arcade es el clásico de toda la vida. Escogemos a un tenista, y jugamos una serie de partidos rápidos hasta que perdemos, o hasta que los ganamos todos, con una dificultad creciente.

El modo Pro Tour ya es más interesante y es la salsa del juego. Creamos un jugador, y desde la nada vamos ascendiendo en el ranking y mejorando nuestras habilidades. Es el clásico modo carrera, con la principal salvedad de que aquí no es imprescindible entrenar, ya que los propios partidos también suben las habilidades. A pesar de ello, también es posible entrenar en una serie de minijuegos, con entrenador incluido que nos irá lanzando las pelotas. En este modo, cuando entremos en un torneo, deberemos jugar todos los partidos. Suelen ser partidos cortos (al mejor de 3 juegos) contra rivales ficticios, y de de vez en cuando nos vamos encontrando algún tenista real, los más difíciles de batir.

Pero el caso es que al final terminan siendo unos 3, 4 ó 5 partidos por torneo, lo que se puede hacer algo largo, ya que no se pude grabar en mitad del torneo. Para solucionar esto, si creemos que nuestras habilidades son superiores a las del rival, podemos optar por ir a un resultado automático, calculado por el juego. De esta forma, a medida que ganemos nivel, podremos ir evitando tener que jugar los partidos más fáciles. El modo Desafío son 3 minijuegos en los que hay que jugar un partido, pero con condiciones especiales. En el primero, basado en Pac-Man, la pelota deberá comerse los cocos que hay por la pista. En el segundo, basado en Gálaga, deberemos evitar que los alienígenas abduzcan a nuestro tenista. Y en el último, jugaremos con bombas a punto de explotar que deberemos devolver al rival para que exploten cerca de él.

LO MEJOR

  • El modo Pro Tour engancha
  • Sistema de control sencillo pero completo
  • Tenistas muy parecidos a los reales

LO PEOR

  • El público no está muy trabajado
  • Juego lento como pocos
  • Jugabilidad injusta con el jugador
  • Plantilla de jugadores reales algo escasa

CONCLUSIÓN

[image|nid=1434556|align=right|width=150|height=85] Smash Court Tennis 3 (Sony PSP)Estamos ante un juego de tenis que podría ser excelente, que debería serlo. Sus antecesores en PS2 le daban ese plus de seguridad que Namco se ha cargado por completo en un solo apartado. Gráficamente bueno, pero sin brillantez en ningún apartado. El apartado musical se podría trabajar más, y gráficamente quizás se podría pulir un poco más también, pero son fallos menores. [image|nid=1434265|align=right|width=150|height=85] Smash Court Tennis 3 (Sony PSP)Lo peor del juego son sus fallos en la jugabilidad, la sensación de pesadez que transmiten tanto los jugadores como la pelota, y la indefensión del jugador ante animaciones que la CPU carga 'porque sí' cuando visualmente se podría llegar sin problemas a la bola. Y esto no es que pase de vez en cuando, pasa CONTINUAMENTE. Es su lunar más negro, tan negro como el UMD. Comparar Smash Court Tennis 3 con su rival Virtua Tennis 3 tiene delito, ya que no hay color entre el gran acabado del juego de SEGA y éste. Tenistas muy parecidos a los reales Sistema de control sencillo pero completo El modo Pro Tour engancha

5

Mejorable

Puede tener elementos aceptables y entretener, pero en general es una experiencia que no dejará huella.