Sonic The Hedgehog (2006)
Sonic The Hedgehog (2006)

Sonic The Hedgehog (2006) - Flame Core

Rescata a la princesa Elise.

NIVEL 8: FLAME CORE

- Incontables veces más fácil que tu recorrido por Kingdom Valley. Sin dudas, Silver está diseñado mejor para combatir contra las criaturas de Iblis que las del Dr. Eggman.

- El camino no debe confundirte mucho, y el patrón ya te lo sabes, de memoria: en partes, tienes que destruir a todos los enemigos del área para que la puerta se abra... en otras, tu deber es encontrar las señales plateadas en el suelo para hacer que se levanten grandes estalactitas con plataformas en las puntas sobre las que te puedes subir y andar.

- Hay un área donde vas a estar en la misma sala por la cual pasaron Rouge y Knuckles... pero con una pequeña variación en la misión: puedes destruir las rocas moradas que antes tenías que iluminar, y seguir adelante (OJO, no es obligatorio hacerlo).

Al principio es confuso pero si tenemos en cuenta que esas piedras son el símbolo de Mephiles y un punto de atracción deIblis, entonces le conseguiremos lógica a la cuestión argumental del asunto.

- Cuando llegues al área final, verás una inmensa esfera envuelta en llamas, Silver se refiere a ella como "el poder de Iblis", parece un meteoro en suspensión. Cada cierto tiempo, el meteoro hace una pulsación y arroja una onda expansivacircular, como la de las bombas atómicas. Procura, cuando vayas caminando por las plataformas y acercándotele, cubrirte en un lugar seguro (por ejemplo, las pequeñas paredes de piedra). Es muy fácil.

- Llegará un momento en que, cuando estés muy cerca y no aparezcan otras plataformas, deberás encontrar un par de resortes rojos pegados a unas estalactitas puntiagudas, esos resortes te llevarán encima de la esfera. Ahí, ya sabrás qué hacer.

- Si una queja puede recibir este nivel, es que es demasiado largo... y seguramente ya te están picando los dedos para terminar de una buena vez con la historia de Silver. No te preocupes: con paciencia, habrás acabado con todo en poco tiempo.

JEFE: IBLIS

Dificultad: **

Golpes: 4

¿Cómo vencerlo?

- A pesar de que es fácil, esta es sin duda la mejor batalla de jefe que tiene el juego. Eso es lo bueno de la historia de Silver: si bien carece de una jugabilidad que (en mi opinión) no es entretenida, al menos tiene un par de jefazos que valen la pena, y ahora, estás enfrentándolo.

- Lo primero: es muy raro que su lluvia de meteoros te haga daño, porque de hecho, necesitas esas bolas para tomarlas y devolvérselas a Iblis en la cabeza.

- PERO AQUÍ está el problema: no puedes fallar más que sólo 1 meteoro a su cabeza ¿por qué? Porque si bien le hacen poco daño, a Iblis sólo le puedes dar 4 golpes fuertes antes de que destruya la plataforma, así que estos pequeños "puñetazos" son acumulativos, y necesarios.

- ¿Cómo hacer para no fallar ni uno? Yo te explicaré:

a) coge un meteoro con tu poder telequinético

b) corre hacia adelante, hacia Iblis

c) justo antes de caer, salta, y arrójalo.

d) repite la fórmula con todas las otras piedras que se encuentren sobre la plataforma.

- Iblis se va a acercar a la plataforma poco a poco, no te asustes, no la va a destruir (todavía), es necesario que haga esto para darle el gran golpe que le va a diezmar un buen pedazo de su energía: cuando se incline, tú verás un punto plateado sobre su cabeza, brillando. Es muy obvio lo que tienes que hacer: salta, flota hasta él, y presiona el gatillo de telequinesis sobre el símbolo. Eso le hará una especie de lobotomía al monstruo.

- Cuando Iblis haga una posición Tsen (se agarra las manos, con el cuerpo erguido) va a empezar a arrojar ases de fuego hacia ti. La forma de esquivarlos es simple: mira a qué altura se aproximan, y salta para que te pasen por debajo, o quédate en el suelo, si el que viene es demasiado alto para saltarlo.

- Cuando a Iblis le quede poca energía, va a tratar de destruirlos desde la distancia con una bolondrona de roca ardiendo gigante... pero no contaba con la astucia de Silver: apenas se esté acercando, coge la bola de roca con la telequinesis, y devuélvesela.

- Sí, es gigante, pero no te preocupes: Silver puede agarrarla sin problemas.

- Una vez que acabe tu combate, desbloquearás nuevos logros, y verás el final del juego. Total, y quien lo iba a decir, la figura verdaderamente heróica, quien acabó con la amenaza por propia voluntad, es quien menos te lo imaginabas.