Messiah
Messiah
Carátula de Messiah
  • 8

    Meristation

Memorias de un ángel caído

Gerard Masnou Juli

Los aficionados mas desencantados comentan habitualmente que los videojuegos ya no son lo que eran, que los creadores han perdido irremisiblemente los papeles. Y seguramente tienen razón.

Los aficionados mas desencantados comentan habitualmente que los videojuegos ya no son lo que eran, que los creadores han perdido irremisiblemente los papeles. Y seguramente tienen razón. Desde principios de los 90 la industria de los videojuegos está sufriendo una mutación que le ha llevado de la inicial creación artesanal de sus productos hasta la industrialización total de los mismos. La actual elaboración de un juego (de bandera, se entiende) se ha convertido en una tarea de no menos de dos años de intenso trabajo y lo que es más preocupante, con tendencia a no cumplir nunca con la fechas inicialmente previstas. Ultima IX: Ascension, Age Of Empires II o Falcon 4.0 necesitaron entre dos y tres años de desarrollo para ser finalizados, aunque en el caso de Ultima IX y Falcon 4.0 los resultados finales no fueron del todo satisfactorios por culpa de los centenares (literalmente) de bugs que infestaban los dos juegos (con el tiempo cumplieron las expectativas, eso sí). En la lista de espera Diablo II, Vampiro: La mascarada, GP3 o Blade...
Pues bien, si existe algún juego que se lleve la palma por el tiempo transcurrido entre el anuncio de su aparición y su llegada definitiva a las tiendas no es otro que Messiah.

Nada más y nada menos que dos largos años y medio de desarrollo, un montón de dinero, otro montón de deserciones y una cantidad ingente de quebraderos de cabeza a Dave Perry han hecho falta para que Messiah ya sea una realidad. La pregunta es casi obligada: ¿Ha cumplido el juego de Shiny con las enormes expectativas que se habían generado sobre él? la respuesta en las siguientes paginas...


Descripción general:
Hay juegos cuyo impacto puede contagiar a los demás por los tiempos de los tiempos, como ocurrió con MDK esa maravilla con la que Shiny subió a la cumbre. Pues bien Messiah apesta maravillosamente bien a Murder Death Kill por todos y cada uno de sus pixeles.
Nos encontramos ante un arcade/aventura, que por partes iguales, (os lo puedo asegurar) te obliga a utilizar tanto el dedo índice para masacrar a los enemigos como la materia gris para superar los numerosos rompecabezas que se encuentran en cada uno de los niveles del juego. La principal diferencia, respecto a MDK y a los demás arcades que se os pasen por la cabeza, es que en esta ocasión el protagonista es un diminuto ángel con tan solo un poder, la posesión.

Bob, como se llama el protagonista, tan solo puede andar, correr, gatear y dar pequeños pero útiles vuelos. La única manera de sobrevivir es utilizando el poder divino de la posesión. La acción de introducirnos dentro de un cuerpo ajeno se convierte, a la larga, en la piedra filosofal de Messiah y el motivo por el cual no podremos dejar el juego hasta el final.
 
El juego de divide en distintos escenarios, de diferente tamaño, que debemos superar uno a uno. Un sistema que ya fue utilizado muy acertadamente en Half-Life o más recientemente Soldier Of Fortune, con unos resultados que todos recordamos. Estos son completamente independientes los unos de los otros (aunque unidos por un hilo argumental brillante) ya que una vez completados es imposible volver atrás, con lo que te ahorras un montón de problemas de orientación. Los objetivos a cumplir en cada uno de ellos están perfectamente y irremediablemente definidos, lo que ya no está tan claro es como solucionarlos. Cada vez que se inicia un nivel, tendremos un contacto divino en el que Dios nos informará, a su manera, de cual es nuestra misión en esa zona concreta.

Existen infinidad de formas de superar un nivel, y aquí está el principal atractivo de Messiah, los programadores han puesto el escenario, los objetivos y los medios, nosotros debemos decidir como utilizarlos. Puedes superar una zona masacrando a todos los enemigos con el lanzallamas y rememorar los mejores momentos de Quake o utilizar inteligentemente el sigilo de Bob, camuflarte en los cuerpos de los ciudadanos y no disparar ni una sola vez, todo al más puro estilo Thief: The Dark Project. La elección es tuya.

Como en la vida real, cada uno de los cuarenta personajes que aparecen en el juego tienen sus propias características, con lo que la elección del cuerpo adecuado será vital para avanzar en el juego. Entre la fauna urbana nos encontraremos Prostitutas, Policías, Gigantes, Sacerdotes, Agitadores, Bailarinas Exóticas, Chicas Tontas, Gígolos, Gentes de las Alcantarillas, Vagabundos, Soldadores, Técnicos Nucleares, Equipos Antimotines, Bármans o Médicos. Como es natural tratarás de jugar con todos ellos para utilizar sus virtudes para tu propio beneficio. Recuerda que ningún cuerpo es inmune y que tarde o temprano te verás obligado invadir otra alma ¿inocente?. No esperes estar completamente a salvo ni dentro de un cuerpo de la fuerza pública, ya que incluso éstos corren el peligro de ser disparados por una especie de terroristas llamados Chots (agitadores) que están en constante altercado con la policía y demás fuerzas del orden. Con lo que te verás implicado en más de algún tiroteo en menos que canta un gallo. En caso de que veas que la policía tiene todas las de perder no estaría mal adquirir el cuerpo de uno de esos repugnantes (pero excelentemente organizados) Chots.


 
La lógica se impone en todo momento, con lo que si quieres cruzar el interior de una central nuclear llena de líquidos radioactivos no esperes conseguirlo dentro del cuerpo de una prostituta ya que tu muerte está garantizada. Busca a un técnico nuclear, con su traje antirradiación y cruza tranquilamente la zona. De la misma forma, si estás dentro del cuerpo de un policía mejor que te comportes como un policía. No esperes que tus compañeros te reciban siempre con lo brazos abiertos, ya que si les apuntas con tu arma, entras en una zona restringida o tu comportamiento es extraño no dudarán ni un momento en dispararte.
El arsenal existente en Messiah es sencillamente insuperable. Cada clan dispone de armas exclusivas. Los policías, por ejemplo, utilizan lanzallamas, ametralladoras de doble cañón, bazookas o la impresionante "Maza", un artilugio que lanza arpones a la velocidad del sonido y que deja a los enemigos secos (y clavados en la pared como un trofeo) de un solo disparo. Otra arma que me ha llamado la atención es la que utilizan los Chots, se trata de una escopeta con unas pequeñas ¡hélices!. Con este artilugio puedes saltar grandes precipicios urbanos y descender por ellos tranquilamente como si de un paseo es helicóptero se tratara.

Messiah no olvida la opción de francotirador. Ya vista anteriormente en MDK, los personajes que lleven visores (en especial policías) podrán derribar enemigos a grandes distancias sin ser vistos.

Messiah se maneja tan divinamente bien con un joystick como con el teclado. Aunque yo recomiendo la segunda opción ya que permite controlar todos los movimientos de una forma más rápida y precisa así como realizar algunos movimientos especiales (también es la preferida del mismísimo Dave Perry). Las acciones vienen representadas por seis iconos que incorpora el interfaz y que aparecen de manera automática cuando puedes llevar a cabo alguna acción. Una vez el icono aparece en pantalla tan solo tienes que pulsar el botón de acción y Bob la realizará.

Tenía mis dudas respecto a Messiah. Por dos motivos, el primero: las malas críticas que había recibido en algunas revistas del sector, la segunda: ésta no seria la primera vez que un juego es anunciado a bombo y platillo durante años prometiendo el no va más, para finalmente encontrarte con un bodrio (tristes son los ejemplos de Lands Of Lore 2 o Heart Of Darkness). Pues bien, Messiah me ha parecido una de las mejores experiencias para un solo jugador que he tenido el placer de jugar en muchos años. Nos hallamos ante un juego muy envolvente, que gustará tanto a los aficionados a los shooter como a los amantes de las aventuras. En pocas palabras, es el mejor juego de Shiny
 

Audio/Vídeo:
Prepárate, ya que si dispones de un equipo potente, y cuando digo equipo potente me refiero a un AMD K7-700 MHz con 128 RAM y una tarjeta gráfica GeForce capaz de manejar la tecnología T&L, vas a disfrutar de los mejores gráficos que jamás se han visto en cualquier formato ya sea PC o consola. Messiah empieza una nueva era en cuanto a motores 3D se refiere. Por una vez las tan alardeadas excelencias de un motor gráfico son del todo ciertas, y es que la técnica de Real Time Deformation and Tesselation (deformación y repoligonización en tiempo real) es la más revolucionaria que se ha visto en el mundo de los videojuegos desde la ya lejana técnica de Goraund. Ahora no os voy a hablar de cómo funciona el motor, pero en resumidas cuentas se encarga de quitar y añadir polígonos para adaptarse en cada momento a las necesidades del escenario y a las características del equipo que los genera. Como os podréis imaginar los resultados son impresionantes.


 
Empezando por la insuperable ambientación, ya que el juego se desarrolla en una oscura megaciudad de ambiente neoindustral. Los colores son opacos, casi sin vida, con unas texturas grises que ayudan a crear una sensación de claustrofobia y suciedad pocas veces vistas en un juego. El contrapunto tecnológico, creado por la infinidad de luces de neón que abarrotan las calles, paneles de acceso, pantallas gigantes que no paran de emitir anuncios o los vehículos de diseño aparcados en las calles. Por otra parte tenemos a los habitantes de esta ciudad, que se comportan de una manera tan natural que asusta. Los policías hacen sus rondas, se paran a hablar con otro compañero para luego encender un pitillo o rascarse el trasero (palabra).
Otro ejemplo claro de ambientación con mayúsculas: las constantes peleas entre las fuerzas del orden y los apestosos chots. Estos no pararán en su empeño de ¿conquistar? la ciudad con calculados golpes a centrales nucleares, comisarías o laboratorios, en los que casi siempre saldrán derrotados, ya que la policía dispone de mejor armamento y de más efectivos.

La animación es otro punto y aparte en Messiah. Creada a partir de la cada vez más utilizada técnica de captura de movimiento los personajes se mueven con una soltura sólo digna de los seres vivos. Pero el personaje que se lleva la palma en este aspecto no es otro que Bob, el angelito protagonista del juego. Puedo asegurar de soltarás más de una carcajada al ver su poco agraciado cuerpo correr por los inmensos escenarios, de la mismo forma que soltarás algún grito de admiración cuando Bob use sus pequeñas alas para descender por los inmensos precipicios urbanos.

En el apartado de sonido, Messiah no se queda atrás. Los efectos sonoros son magníficos y debería servir de ejemplo a los fabricantes sobre como un juego puede cautivar tan solo con utilizar los oídos. La banda sonora tiene una música emocionante como pocas. Los estilos de banda sonora compilados con muy buen gusto, abarcan desde los tranquilos cantos espirituales, en los momentos de exploración, hasta los terribles gruñidos techno-rock de Fear Factory en las escenas de batalla, que le dan un toque demoníaco muy acorde con la atmósfera del juego. La banda americana a participado en el juego con la incursión de 10 temas adaptados de casi todos sus trabajos.
En el aspecto técnico tan solo fallan un par de cosas, la primera, la dificultad de utilizar los paneles de puertas y ascensores, ya que se tiene que utilizar la tecla de acción muchas veces antes que nuestro personaje oprima el maldito botón del ascensor. Otro pequeño fallo se produce cuando se utiliza la temible arma lanza arpones ya que los enemigos tienen la extraña tendencia a quedarse colgados de la nada, de tal forma que parecen fantasmas inmóviles colgados en la nada. Pero esto son pequeñeces que no enturbian para nada la calidad general de juego y que sin dudan serán subsanados en los futuros parches que aparecerán del juego.
 

Guión:
El fin del mundo está a punto de llegar... dos años antes de tiempo. El infierno ha enviado un emisario a la Tierra, antes del momento señalado, para romper los siete sellos que determinan el instante en que la confrontación entre las fuerzas del Bien y del Mal ha de llevarse a cabo. En su habitual línea de acción, los habitantes del averno pretenden, así, inclinar la balanza a su favor, en previsión de posibles complicaciones en la contienda definitiva para el mundo.
Pero la respuesta celestial se no hace esperar. Desencadenar antes del momento preciso el Armagedón no es algo que entre en sus planes, por lo que la solución es enviar otro emisario de su bando. Algo o alguien que no encontrará, precisamente, facilidades para llevar a cabo su tarea de detener las acciones del espíritu diabólico. Ni más ni menos que un querubín, Bob.


 
Estrategia y trucos:
Durante el juego aprieta la tecla ESCAPE y luego escribe:


Código: y Resultado
ucantkillme: Activa el modo Dios (sólo para Bob, no para el cuerpo poseído)
fleshnblood: Desactiva el modo Dios
braindead: Desactiva la Inteligencia Artificial
einstein: Activa la Inteligencia Artificial
icantsee: Vuelve ciegos a los enemigos
icanseeu: Los enemigos recuperan la visión
freezecam: Congela la cámara
thawcam: Libera la cámara
toohardforme: Finaliza el juego
charwireon: Modo alámbrico del personaje
charwireoff: Desactiva el modo alámbrico del personaje
worldwireon: Modo alámbrico del escenario
worldwireoff: Desactiva el escenario alámbrico
onpolycount: Muestra el número de polígonos
offpolycount: Quita el número de polígonos

Estos trucos o consejos son los que había disponibles el 05/05/00 Si no encuentras lo que buscas, pasa por la sección de TRUCOS.


  
Jugabilidad:
Sin llegar a los índices de velocidad (pero casi) de un juego que sea puro arcade, Messiah se las arregla para resultar imprescindible, desafiante y muy adictivo de principio a fin. Los rompecabezas son desafiantes y nunca llegan a ser agobiantes. Gracias al sistema de escenarios cerrados te puedes concentrar en uno o dos objetivos concretos y hasta que estos no están completamente solucionados no puedes avanzar en el juego, con lo que nunca se tienen problemas del tipo "no puedes abrir la puerta del nivel 15 por qué te has olvidado de un palanca en el nivel 4" que por desgracia eran el pan de cada día en juegos como Tomb Raider y similares.


Comparándolo con...:
Messiah es un juego que, por si solo, es capaz de definir toda una década de videojuegos. En el se encuentran lo mejor de Quake, con sus gráficos y texturas, Tomb Raider, con su perspectiva en tercera persona y sus ingredientes arcade/aventura/plataformas, MDK, con su acción frenética o Half-Life, con una maravillosa IA de los personajes controlados por el ordenador y su magnifico guión.
Todos estos ingredientes "prestados" de otros juegos contemporáneos convierten a Messiah en una experiencia única y por lo tanto inmune a cualquier comparación posible.


 

Los mejores gráficos que se han visto jamás en cualquier soporte, el motor RT-DAT, la banda sonora de Fear Factory, jugabilidad a prueba de bombas...  
 

Enlaces o Links:
http://www.messiah.com/
http://www.shiny.com/
http://www.interplay.com/


 
Manual:
Un pequeño manual de 36 páginas con el prólogo del juego, la guía de instalación, cómo empezar a jugar, los diferentes niveles de dificultad, las habilidades de Bob, tipos de armas y los personajes que nos encontraremos a lo largo del juego. Messiah es uno de esos juegos en que el manual es puramente decorativo.
La caja del juego también incluye un folleto de 2 páginas de Interplay para solucionar cualquier problema que pueda surgir durante la instalación.
 
Equipo necesario:
Pentium II a 233, 64MB RAM, CD-ROM de 4x, ratón, tarjeta de sonido, Windows 95/98 con DirectX 7.0, tarjeta aceleradora con 8MB compatible D3D o Glide, 600 Mb de disco duro.
Recomendado: Pentium II a 300, 128MB RAM, CD-ROM de 16x, tarjeta aceleradora con 16 MB de RAM compatible con DirectX 7.0
 
NOTA: Inicialmente este juego tenía una nota de 9,5 pero tras hacer un análisis más profundo se ha rebajado a un 8 para estar más de acuerdo con lo que el título realmente ofrece.

LO MEJOR

  • DAT, la banda sonora de Fear Factory, jugabilidad a prueba de bombas...
  • Los mejores gráficos que se han visto jamás en cualquier soporte, el motor RT

LO PEOR

  • La escena en que controlas a una rata resulta floja, algunos fallos técnicos menores, sólo existe modo para un jugador, requisitos estratosféricos...
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.