NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

TAEKWONDO

Un final “increíble” y “con todo” a los Juegos Olímpicos

España vuelve de Mánchester con tres clasificados para París 2024. “Ha sido un año difícil”, dice Pérez Polo, que se suma a Adrián Vicente y Adriana Cerezo.

Actualizado a
Un final “increíble” y “con todo” a los Juegos Olímpicos
Real Federación Española de Taekwondo.

El taekwondo español, a siete meses de los Juegos Olímpicos de París, desprende optimismo. Este fin de semana, la Selección cerró el Grand Prix final de la temporada, celebrado en Mánchester, con cinco medallas. Adriana Cerezo (-49 kg) y Adrián Vicente (-58 kg), que ya tenían sellada su participación en París 2024, se colgaron la plata, como un Javier Pérez Polo (-68kg) que, subiéndose al segundo escalón del podio, también sacó billete. Son los tres representantes nacionales, a día de hoy, para la gran cita francesa, que cerró su clasificación por ranking olímpico (todavía existen otras vías) en Inglaterra. Iván García (+80 kg) y Hugo Arillo (-58 kg), con dos bronces, aunque sin plaza para los Juegos, completaron la fiesta.

“Estoy muy contento de afrontar estos Juegos habiendo sido número uno”

Adrián Vicente, sobre París 2024

“Ha sido un Grand Prix final increíble para el equipo. Hay que recordar que es un torneo con los 16 mejores deportistas de cada categoría olímpica. Y España ya era el país que partía con mayor número de participantes. La mejor noticia, evidentemente, es la clasificación de Javier”, valora el seleccionador español, Miguel Ángel Herranz, en conversación con este periódico. Su abrazo con Pérez Polo lo dijo todo. Detrás se escondía un curso complicado con el más feliz de los finales. “Estoy muy, muy, muy contento. Ha sido un año difícil. Empezamos con una lesión, una pubalgia, que nos dejó fuera dos meses. Luego, fuimos remontando poco a poco”, celebra Javier, que responde nada más aterrizar en España.

La remontada arrancó en los Juegos Europeos, este verano, en los que se colgó el oro. Antes, cayó en octavos de los Mundiales y en segunda ronda del Grand Prix de Roma. Dos golpes duros. Gasolina para despegar. Tras proclamarse campeón continental, Pérez Polo también tocó metal en Australia, Polonia y China, donde vio que “las cositas iban saliendo”. Este fin de semana, se confirmó. “Sabíamos que lo teníamos muy, muy difícil, porque había dos rivales que estaban haciendo un gran trabajo y la lógica decía que yo necesitaba una medalla muy alta o que ellos no sacaran los resultados. Se dieron todas las circunstancias. Ellos perdieron, yo fui pasando rondas, me metí en la final y logré clasificar para los Juegos. Nada, imagínate la alegría que vivimos en ese momento”, sigue festejando.

Javier Pérez Polo y Miguel Ángel Herranz celebran en Mánchester.
Ampliar
Javier Pérez Polo y Miguel Ángel Herranz celebran en Mánchester.

Adrián y Adriana, año de 10

Al lado de Pérez Polo, habla Adrián Vicente, compañero de entrenamientos y una de las grandes sensaciones de la temporada. “Ha sido un buen año. Los resultados han acompañado al rendimiento. Es el resultado de muchos años, mano a mano con mis compañeros, mi equipo y mi entrenador. Estoy muy contento de afrontar estos Juegos habiendo sido número uno. Vamos con todo y a seguir currando para ello”, se suma. En 2023, se ha colgado nueve medallas, siendo bronce mundial. Adriana Cerezo, plata en Tokio y también tercera en los pasados Mundiales, ha conseguido diez. Los tres son bazas en París. Con ellos, España es el cuarto país con más representantes clasificados tras Francia (6), Turquía (5) y Gran Bretaña (4). A Tokio se viajó con cuatro, pero aún hay margen para agrandar la lista. Y mucho optimismo.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.

Normas