NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

AJEDREZ

La inteligencia artificial pone en un brete a Niemann y sugiere trampas

Una ‘YouTuber’ de ajedrez muestra gracias al avanzado software ‘ChessBase’ que todos sus movimientos ante Carlsen fueron perfectos según el programa informático.

Actualizado a
Magnus Carlsen.
RITZAU SCANPIXREUTERS

La trama Carlsen-Niemann lleva copando las conversaciones de ajedrez durante todo el mes de septiembre. La derrota del campeón del mundo y número uno del ranking en la Copa Sinquefield ante el joven norteamericano (19 años) es ya un thriller de inesperado final... o quizá no tanto. El noruego abrió la caja de pandora con una enigmática publicación en la que recuperaba un vídeo antiguo de Jose Mourinho en el que el entrenado de futbol decía: “Si hablo me meto en un gran problema”.

Los rumores sobre unas posibles trampas de Hans empezaron a replicarse por redes sociales con múltiples teorías a cada cual más rocambolesca con cables, dispositivos electrónicos de transmisión o el cénit de las perlas anales que habría podido usar para recibir órdenes mediante código morse. Carlsen y su entorno guardaban silencio aunque en el intervalo el GM nórdico se retiró en una partida por internet ante Niemann antes de realizar el segundo movimiento. Esta acción provocó más opiniones y análisis de la partida anterior por todo tipo de jugadores: grandes maestros, analistas, aficionados... hasta que el propio Carlsen publicó un comunicado en el que acusaba directamente a Niemann de tramposo y le pedía permiso para contar la verdad.

Con el ajedrez en llamas ante esta situación una ‘youtuber’ especializada en el mundo de los tableros ha publicado un vídeo que ha vuelto a revolucionar las redes y que podría dar una clave para demostrar que Niemann no ganó de manera legal. Yosha Iglesias, que así se llama, utilizó un avanzado software llamado ‘ChessBase’ para analizar las jugadas del norteamericano aquel día y el resultado es cuanto menos sorprendente. El programa informático determina, con una puntuación de 0 a 100, cada movimiento según lo bueno que ha sido en función de cómo habría decidido mover un motor de ajedrez diseñado para jugar perfectamente y sin posibilidad de error. Y cada decisión de Niemann fue muy cercana al 100. Es decir hizo una partida perfecta según la máxima tecnología.

Por contexto hay que apuntar que, según el propio software, Magnus Carlsen suele tener una media de 70 y 75; y Bobby Fischer en su famosa racha de veinte victorias consecutivas jugó con una media de 72. ¿Esto demuestra que hizo trampas? No, pero abre más dudas y casi lo sugiere ya que un ajedrecista con ese nivel debería tener un ELO muy superior (tiene 2.688 y en el 49º del mundo por los 2.864 de Carlsen). Y más porque no es la primera vez que Niemann clava el 100; ya lo hizo por ejemplo ante Cristhian Camilo Rios en la segunda ronda del Masters de Sharjah el 18 de septiembre de 2021 jugando de manera perfecta durante 45 movimientos consecutivos. Más datos: desde enero de 2020 Carlsen ha hecho dos partidas con 100 y otras dos por encima de 90; en el mismo tiempo Niemann lleva diez partidas y otras 23 por encima de 90.

Como antecedente hay que recordar a Sébastien Feller que en 2010 clavó un torneo completo, que ganó, con movimientos de 98. La Federación Francesa de Ajedrez determinó que hizo trampas al comunicarse con otros dos jugadores: el maestro internacional Cyril Marzolo (que estaba en su casa) y el gran maestro Arnaud Hauchard (presente en la sala). ¿Cómo lo hicieron? Hauchard se movía entre las sillas y las mesas cambiando su ubicación en una línea de visión que Feller interpretaba mediante unos códigos pre-acordados y así era capaz de plasmar en el tablero los mensajes codificados que Marzolo le enviaba tras seguir las directrices de un motor de ajedrez. La artimaña tardó en descubrirse y Feller fue sancionado con dos años.

Feller negó durante un tiempo con vehemencia que fuera un tramposo, algo que también hace un Niemannn que con 12 años protagonizó un episodio de fraude en un torneo de ajedrez por internet. El estadounidense ha llegado a justificar su destreza con negras ante el mejor del mundo a que casualmente revisó esa apertura frente a una variante rara de la nimzo-índia que Magnus había preparado expresamente para aquella partida. “Por una especie de milagro, comprobé esa línea hoy mismo. No sé por qué, puede sonar ridículo pero fue así”, explicaba Hans. La historia aún no ha terminado...

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?