NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

El tripulante 18 en la popa del Estrella Damm

AS estuvo a bordo del DK46 del armador Nacho Montes. La precisión, el esfuerzo y la concentración no se negocian. Ocupa la cuarta plaza en la clase BMW ORC1.

Actualizado a
El tripulante 18 en la popa del Estrella Damm
Nico Martínez/Copa del Rey MAPFRE©Nico Martínez/Copa del Rey MA

Son las 12:07 y el Project Manager y trimmer del Estrella Damm, Ricardo Terrades, envía el siguiente mensaje: “Corre que nos vamos”. El pasado viernes, AS fue un tripulante más, el 18 (en la antigua Copa América era un observador), situado en popa en el DK46 del armador Nacho Montes y estuvo a bordo hasta que se decretó el procedimiento de salida. El recibimiento, increíble, pero no había tiempo para demasiado protocolo porque el campo de regatas esperaba porque la salida estaba prevista para las 14:00. Las medidas de seguridad, claras: no tocar los cabos y cuidado con la botavara. “Venga, vamos a navegar” gritó Toni Rivas y toda la tripulación se puso en marcha. El táctico del Estrella Damm es el encargado de realizar el briefing y de controlar cada detalle. Y dar ánimos a la “familia”. La tranquilidad, confianza y tensión competitiva que se respiran en cubierta son, sin duda, una de las claves del buen hacer de este equipo en la bahía de Palma. Sin olvidar la calidad de un equipo repleto de campeones compuesto por Luis Martínez Doreste (caña), Toni Rivas (táctico), Gonzalo Infante (navegante), Ricardo Terrades (trimer de mayor), Aleix Gelabert (trimer de génova), Nacho Murube (trimer de spi), Nacho Montes (braza), Álvaro Fernández Candau y Paco Montes (piano), Alfonso y Arturo Montes (bañera), Adolfo López Quevedo (palo), Peter Fischer (medio proa) y Gonzalo Morales (proa).

Todo está estudiado al más mínimo detalle en el Estrella Damm y es que para ser un barco campeón no se puede dejar nada a la improvisación. “Todo lo que depende de nosotros lo hemos de controlar”, comenta Luis Doreste. La puesta a punto antes de la salida es uno de los momentos más importantes y cruciales porque un mal arranque puede dejarte no solo sin regata sino también sin Copa. A bordo del Estrella Damm nadie escatima esfuerzos. La precisión y concentración no se negocian. Con las viradas, trasluchadas e izadas de vela son un reloj suizo. La precisión es extrema y desde la proa del Estrellla Damm un grito supera el ruido del agua y de los cabos: “Es nuestro día, vamos a ganar”. Rivas tiene claro que cuenta con un equipazo, aunque la jornada del pasado viernes no fue lo esperado. Con un quinto y un 8,5 son quintos en la clase BMW ORC1. Este sábado necesitaría un milagro para levantar la Copa del Rey MAPFRE porque está a 6,5 puntos del líder, el Red Bandit.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?