NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

NFL

CJ Stroud: el fútbol americano como vía de escape a una dura infancia

El quarterback está siendo el novato más destacado de la NFL y está teniendo un gran impacto en los Houston Texans a los que está liderando. Impresiona en su primera temporada en la liga.

Actualizado a
CJ Stroud.
STACY REVEREAFP

Las maneras de afrontar los problemas a lo largo de nuestra vida nos definen como personas. La vida de CJ Stroud cambió cuando su padre fue encarcelado con 13 años sumiendo a su familia en graves problemas económicos que acabó con ellos cerca de la bancarrota. Cumple 38 años de prisión tras ser condenado por secuestro, atraco, robar un coche y un delito menor de agresión sexual derivado de un incidente relacionado con drogas. El quarterback de los Houston Texans ha tenido un camino a la élite muy diferente al resto de jugadores de la NFL y conoce, a la perfección, que las oportunidades no se pueden desperdiciar. Por ello, ha caído de pie en la franquicia texana.

Ampliar

Su padre, que ya había pasado por la cárcel anteriormente, encontró en la religión su salvación para dejar su adicción a las drogas y se convirtió en pastor de la iglesia. Sin embargo, recayó en ellas, lo que destruyó la relación familiar. Tuvieron que abandonar su residencia y su madre hizo lo imposible para encontrar un hogar. Su trabajo les permitió vivir en un apartamento situado encima del almacén en el que su madre trabajaba.

CJ Stroud empezó a destacar en fútbol americano y baloncesto y, mientras sus compañeros, trabajaban con nutricionistas y entrenadores personales, él tuvo que mejorar con videos de YouTube mientras ayudaba a su madre en el almacén. Su tardía evolución hizo que no destacase desde el primer momento. Sin embargo, Stroud perseveró, permaneció en la escuela y fue titular en los años junior y senior, los dos últimos del instituto, acumulando yardas y touchdowns que llamaron la atención de las mejores universidades de Estados Unidos. Finalmente, escogió la oferta de Ohio State.

En la universidad, fue suplente de Justin Fields, actual quarterback de los Chicago Bears, en su primer año, pero, tras su marcha a la NFL, CJ Stroud se hizo con los mandos y sorprendió, desde el primer momento, por su impacto. Fue en Ohio State cuando recuperó la relación con su padre tras cinco años ignorando sus llamadas y sus mensajes. “Mi padre era mi mejor amigo. Que desaparezca de esa manera de mi vida, fue difícil de manejar”, declaró en una entrevista concedida a The Pivot podcast. Hace dos años apenas hablaban por teléfono. Hoy se llaman constantemente.

“Mi padre ha cometido errores, yo también; pero no se trata solo de ver lo malo”

CJ Stroud

CJ Stroud ha perdonado a su padre. “Él ha cometido errores. Yo he cometido los míos. No se trata, únicamente, de ver lo malo”, añadió. Tras la decepción de perder el trofeo Heisman (título que se le da al mejor jugador del fútbol americano universitario) fue una conversación con su progenitor la que levantó los ánimos. “CJ estaba sentado decepcionado en el coche. Su padre le llamó y hablaron un buen rato. Él está muy orgulloso de su hijo. Ahí es cuando supe que se habían perdonado”, comentó su madre. El reencuentro, sin embargo, parece lejos de ocurrir, ya que, por su condena, no podrá obtener su libertad condicional hasta 2040, aunque la familia Stroud trabaja para que sea antes.

Números al alcance de muy pocos.

Tras tres años en Ohio State decidió dar el salto a la NFL y fue elegido en el segundo puesto de la primera ronda para enderezar el rumbo de los Houston Texans. Nada hacía presuponer que su impacto fuese tan grande desde el primer momento. Tras un inicio fulgurante, se convirtió en el quarterback novato que más pases ha lanzado para que le interceptasen por primera vez. Números insignificantes, pero que hacían que las miradas se posaran sobre él. Sin embargo, no ha sido el único récord que ha conseguido. En el encuentro de la semana ocho ante los Buccaneers estableció el récord de más yardas de pase conseguidas por un rookie (470) y más touchdowns (5).

Sumado a todo esto, Stroud se ha convertido en el quinto quarterback en la historia de la NFL en conseguir 1.200 yardas de pase con cero intercepciones en los primeros cuatro duelos de la temporada. El único que lo ha conseguido como rookie. Y el sexto jugador que consigue promediar 300 yardas por partido con cero intercepciones durante cuatro partidos después de Peyton Manning (2013), Tom Brady (2015 y 2017), Drew Brees (2018), Patrick Mahomes (2018 y 2019) y Aaron Rodgers (2020).

Tom Brady bromea con apostar su anillo de Super Bowl con CJ Stroud
Ampliar
CJ Stroud y Tom Brady.

Lo que se presuponía como una reconstrucción gradual ha saltado por los aires. Él y su compañero de draft, Tank Dell, forman una de las parejas más vistosas de toda la liga y han dado a Houston la posibilidad de pelear por entrar en los playoffs cuando el año pasado luchaban, únicamente, por no ser el peor equipo de la liga. Tras doce jornadas de competición, CJ Stroud acumula 3.266 yardas, 19 pases de touchdown y 5 intercepciones. Números de auténtico jugadorazo si contamos con que es su primera temporada. Aún es pronto para pensar cuál puede ser su carrera en la NFL, pero, de momento, los Texans tienen un jugador sobre el que construir su futuro.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.

Normas