NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

GOLF | DP WORLD TOUR CHAMPIONSHIP

‘Hat-trick’ de Rahmbo

El vizcaíno levanta su tercer DP World Tour Championship tras un gran fin de semana, aunque no es suficiente para ganar la Race to Dubai, la cual se llevó Rory McIlroy.

Actualizado a
Jon Rahm of Spain poses with the Race to Dubai trophy during final round of the DP World Tour Championship at Jumeirah Golf Estates in Dubai on November 20,2022. (Photo by Ryan LIM / AFP)
RYAN LIMAFP

Jon Rahm se dejó lo mejor, golfísticamente hablando, para el tramo final de 2022. El ‘León de Barrika’ lleva varios meses a un elevado nivel después de haber atravesado un pequeño desierto en la primera mitad de año. Tras arrancar con muchas dudas en su juego, quedándose lejos del triunfo en todos los majors (su mejor resultado fue 12º en el US Open), el vizcaíno se reencontró en agosto. Desde entonces, este es un Rahm mucho más reconocible. Lo demostró una vez más este domingo, cuando levantó por tercera vez en su carrera (2017, 2019 y 2022) el DP World Tour Championship de Dubái (resultado de -20), el torneo final del circuito europeo. Precisamente fue ese irregular arranque de año lo que impidió al vasco que hoy el premio fuese doble, puesto que la Race to Dubai (la antigua Orden del Mérito) se la adjudicó Rory McIlroy.

“Ojalá la gente deje de decirme que este ha sido un mal año. He ganado tres veces por todo el mundo, cada victoria en un continente distinto. Sé que no son títulos de major, pero pese a ello ha sido una gran temporada”, resumía Rahmbo minutos después de finalizar su última vuelta. El vasco llegaba a Dubái sabedor de estar atravesando un gran momento de forma, y con el objetivo de apuntarse el triunfo para así cerrar 2022 por todo lo alto. Ya había logrado la victoria en el Abierto de México y en el Open de España, y en los últimos meses estuvo siempre en la pomada en los torneos que disputó. Ahora, este importante triunfo refrenda las sensaciones acumuladas, y deja a Jon con un buen sabor de boca.

El guion del domingo para el español fue muy similar al del sábado, al menos en cuanto a juego. No estuvo fino desde el tee de salida, curiosamente su mejor arma durante toda su carrera, pero logró escapar de posibles problemas con un magistral juego de hierros y una sólida compostura en el green, esa parte del golf que tanto lastró a Rahmbo en los primeros meses de año. Después de asestar el gran golpe en la jornada de ayer, hoy el de Barrika se apuntó una jornada de 67 golpes, cinco bajo el par del Earth Course del Jumeirah Golf Estates, para un total de -20, dos golpes menos que sus perseguidores, Tyrell Hatton y Alex Noren. El que apuntaba a ser su principal oponente, Matt Fitzpatrick, pinchó en la ronda final y, tras arrancar a un golpe del vasco, finalizó a siete.

Le costaba a Rahm asimilar haber firmado semejante tarjeta tras haber estado tan desordenado con el driver. “No me creo haber hecho -12 en el fin de semana con lo mal que he estado desde el tee estos dos días”, admitía el español, quien no encontró la calle en ninguno de los pares 5 que disputó en sus dos rondas finales. No le hizo falta a Rahmbo, quien arrancó el domingo con birdies al 1, 2 y 3 para afianzar su liderato. El bogey al hoyo 4 fue su única mácula del fin de semana, con el que rompía una racha de 30 hoyos sin firmar el bogey. Jon únicamente sintió la presión de sus rivales al entrar en el tercio final de vuelta, cuando Noren se colocó a tan solo un golpe del liderato. No le pesó al español, que embocó un putt kilométrico en el 13 para birdie, y en el 14 sacó un par de esos que valen oro. Desapareció la urgencia en el tramo final, y Rahm saboreó los hoyos finales. “Iba pensando en un vídeo de mi hijo Kepa”, reconoció.

Porque, además de tres triunfos, el principal botín que se lleva Rahm de este 2022 es un crecimiento notable en cuanto a madurez. “Ha sido un año en el que he crecido mucho, he madurado mucho y he aprendido mucho de mí mismo”, comentó el español cuando fue preguntado por lo que le aportan sus dos hijos (el segundo de ellos, Eneko, nacido en el pasado agosto). Con su hat-trick de victorias en el DP World Tour Championship, ya son ocho en su carrera en el circuito europeo. Su porcentaje de triunfos sobre el total de torneos disputados en el European Tour asciende hasta el 14,3%, superando a Seve (10,5%) y convirtiéndose en el mejor europeo de esta estadística. Solo está por detrás de un tal Tiger Woods (25,6%). Rahmbo, quien con 28 años recién cumplidos acumula ya 16 victorias como profesional, está en la élite. Y no fue el único español que destacó en Dubái: Adri Arnaus y Jorge Campillo finalizaron empatados en 9ª posición con -10, aunque no les valió para escalar demasiado en la Race to Dubai.

Rory McIlroy hace historia

A pesar de llevarse el gato al agua en el torneo final del DP World Tour, Rahm no pudo alzar su segunda Race to Dubai (lo que antiguamente era la Orden del Mérito, la cual ganó en 2019). El vasco llegaba a Emiratos Árabes Unidos en 14ª posición del ranking y, además de la victoria, necesitaba una debacle de varios favoritos. No sucedió. Finalizó tercero en esta clasificación paralela y, Rory McIlroy (4º en el torneo con -16), conservó el primer puesto para hacerse con la cuarta Race to Dubai de su carrera. El norirlandés, que no lograba esta distinción desde 2015, es el tercer golfista que más veces ha ganado el circuito europeo, y mira de reojo las seis de Severiano Ballesteros y, un poco más desde lejos, las ocho de Collin Montgomerie.

Pero la de este año es algo más especial, e histórica, para el de Hollywood, que se convierte en el segundo jugador de la historia que gana el PGA Tour y el DP World Tour en un mismo año. Meses atrás, McIlroy consiguió su tercera FedExCup al imponerse en el Tour Championship, confirmando así estar de dulce en este 2022, un año en el que ha finalizado en el top-10 de los cuatro majors. Además, el de Irlanda del Norte se ha erigido como el gran líder del golf mundial al ser la cara visible de la resistencia contra LIV Golf. Y, por el camino, ha vuelto a ocupar el primer puesto del ranking mundial. Esta Race to Dubai es la guinda al pastel de 2022, y ya piensa en lo que viene. “Tengo muchas ganas de jugar contigo en Roma”, le dijo a Rahm refiriéndose a la Ryder Cup de 2023. El golf europeo tiene a sus dos colosos en plena forma.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?