NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

GOLF

Cameron Smith pide paz entre LIV y PGA: “Esto no es golf”

El jugador australiano no se “arrepiente” de su movimiento, pero considera que se podrían haber hecho “cosas diferentes en ambos lados”.

Actualizado a
MEMPHIS, TENNESSEE - AUGUST 10: Cameron Smith of Australia during the pro-am prior to the FedEx St. Jude Championship at TPC Southwind on August 10, 2022 in Memphis, Tennessee.   Andy Lyons/Getty Images/AFP
== FOR NEWSPAPERS, INTERNET, TELCOS & TELEVISION USE ONLY ==
ANDY LYONSAFP

A finales de agosto, Cameron Smith, por aquel entonces número dos del mundo (ahora, tres), oficializaba su llegada al LIV Golf. El cisma ya era una realidad y el PGA Tour perdía una de sus grandes estrellas. Tres meses después, el australiano no se “arrepiente” de su decisión, difícil de tomar. “Hablé con mucha gente buena, mi madre y mi padre, muchos buenos amigos. No tengo absolutamente ningún arrepentimiento. Al principio, eso sí, fue aterrador afrontar un cambio como ese”, explica en Daily Mail Australia. Un movimiento arriesgado por el contexto y por los resultados, pero que afirmaba necesitar. Cammy, con su adiós, dejaba atrás su mejor año de siempre en el circuito norteamericano. La aventura saudí, sin embargo, le apetecía. “Es (el calendario del PGA Tour) brutal, para ser honestos. Con un calendario condensado en un período de tiempo más corto, podré tener algo de tiempo libre y desarrollar más mi juego”, justificaba, entre otras razones.

En julio, Smith conseguía la victoria más importante de su trayectoria. En la Catedral, en la cuna del golf, con una última vuelta de -8 (para -20 total), conquistaba la 150ª edición del British Open. “Este sitio es alucinante. Adoro el campo y adoro el pueblo. Ganar un Open ya es probablemente lo más remarcable de una carrera golfística. Hacerlo en St. Andrews es simplemente increíble”, celebraba entonces, emocionado en rueda de prensa. Una sensación que, según su criterio, deberían poder vivir (o repetir) todos aquellos que, como él, tomaron la decisión de pasarse al LIV. “Creo que los majors deben estar por encima de toda la política. Si realmente quieren el mejor producto y los mejores jugadores del mundo jugando unos contra otros, tienen que dejarnos participar. Somos lo suficientemente buenos”, defiende en The Age. En su caso, salvo cambios, lo tendría asegurado, pues una victoria en el Open, además de una presencia asegurada hasta los 60 años en el propio torneo, garantiza la participación por cinco años en el resto de grandes.

“El golf parece dar un paso atrás”

Una situación privilegiada que, sin embargo, no le tranquiliza. Smith, que además del Open también consiguió vencer en The Players y, ya en el LIV, en Chicago, aboga por la paz entre circuitos. “Creo que en ambos lados del tablero se podrían haber dicho las cosas de una forma distinta. Sobre todo, al principio. Tengo la esperanza de que todo eso realmente vaya a desaparecer. Sería bueno, porque no es golf. Siento que el golf siempre ha sido un deporte para superar todos estos problemas y parece que ha dado un paso atrás”, expone. En el LIV se siente cómodo. Y siente que ha sido un cambio positivo para sus seguidores. “Creo que a los fans les encanta (el LIV), lo cual es muy importante para nuestro deporte, hace que se quiera jugar más”, argumenta. Este mes (del 24 al 27 de noviembre), él lo hará en casa, en el Fortinet Australian PGA Championship, del que fue campeón en 2017 y 2018.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?