NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

VELA

España busca su representante para la Champions League de la vela

El equipo de Lanzarote (RCN de Arrecife), vigente campeón, es uno de los favoritos para volver a ganar la Liga Española y así llegar a la Liga Europea. Ricardo Terrades, capitán del equipo, explica que “sería un verdadero honor”.

Actualizado a
España busca su representante para la Champions League de la vela

La cultura del mar está instaurada en la sociedad española y la vela busca se hueco. En los últimos años se están realizando grandes intentos para ‘democratizar’ y hacer todavía más visible este deporte y uno de los grandes proyectos en liza es el de la Liga Española de Vela. Consiste en un novedoso sistema de competición que organiza la Real Federación Española de Vela desde hace cuatro años y, actualmente, está en su punto más alto. La Liga siempre se ha compuesto de dos eventos y con ellos se define una clasificación final entre todos los aspirantes al título. El equipo ganador tiene asegurada su participación en la final de la Sailing Champions League (Liga Europea de Vela) y el segundo clasificado tiene la posibilidad de regatear en la semifinal europea y ganar una plaza para la final.

La Liga Española de Vela es una competición abierta a todos los equipos, pero deben reunir las siguientes condiciones: la tripulación debe estar formada por cuatro o cinco integrantes mayores de 16 años; en cada equipo deben estar representados los dos géneros (masculino y femenino); el peso límite suele ser 350 Kg aunque este año lo han ampliado a 365 Kg; y todos los miembros de la tripulación deben tener su licencia federativa expedida por el mismo club. Tras cumplir estas condiciones e inscribirse en la Liga, la organización en cada evento pone al alcance de los participantes unos barcos monotipo que son exactamente iguales entre ellos. A lo largo de estos años se ha navegado con los Fígaro 1 del MRCY de Baiona, los Bavaria B-One del CN Arenal, los Tom 28 del CN de Calpe y los Platú 25 modificados del CN de Altea. Lo que hace también especial a esta competición está en los barcos: los equipos compiten con embarcaciones exactamente iguales proporcionadas por la organización y van rotando para premiar así el talento de los regatistas, dejando a un lado la puesta a punto y la frenética guerra de material que existe en la vela. Es decir, si se comparase con la Fórmula 1, es como si a todos los pilotos les diesen el mismo coche de serie y cada vuelta al circuito tuvieran que ir cambiando de vehículo.

En este 2022, la competición arrancó con el primer evento disputado en Altea a principios de noviembre y concluirá en El Arenal (Mallorca) del 16 al 18 de diciembre. Durante los 3 días de competición que dura cada evento se celebran una gran cantidad de mangas, alrededor de unas 30, que son muchísimas más que las que se suelen navegar en otro campeonato. Estas regatas son de corta duración (12-15 minutos) con apretados recorridos barlovento-sotavento y muchísima intensidad, haciéndose esforzar al máximo a todos los equipos participantes. Existe juicio directo en el agua oficiado por árbitros, y las tripulaciones están obligadas a autopenalizarse de manera directa en caso de infracción. Esto hace que continuamente haya bailes en la clasificación y muchas posibilidades de remontar en cada manga.

Según los diferentes años, el número de participantes ha ido variando entre los siete y 11 equipos que representan a los clubes náuticos más emblemáticos del país como son Lanzarote RCN de Arrecife (vigente campeón), RCN de Gran Canaria, RCN de Valencia campeón en 2020, RCR de Alicante, RCN de Palma, CN Arenal, RCN Torrevieja, CN de Altea, CN El Balís, CN de Calpe y MRCY de Baiona. Y de todos ellos, el equipo de Lanzarote (RCN de Arrecife) es quien cuenta con el mejor resultado global de las 4 ediciones celebradas y de ahí que vuelva a ser el gran favorito para llegar a la ‘Champions League’.

Ampliar

El gran objetivo, sin duda, es llegar a esta competición europea, que se regatea en monotipos J70 y cuenta con las mismas reglas que la española. Aunque aquí acuden más de 30 equipos de un nivel muy alto y en la que casi todos son profesionales. El equipo español que siempre ha participado en la Liga Europea gracias a los buenos resultados obtenidos en España ha sido el equipo canario de Lanzarote European Sports Destination, representado al RCN de Arrecife. Fueron los campeones en 2019 y 2021, subcampeones en 2020 por detrás del RCN de Valencia y en 2022 van provisionalmente en segunda posición también detrás de los valencianos. En 2020 fueron a la semifinal europea celebrada en Sant Petersburgo y allí se alzaron con el triunfo final del evento.

De Lanzarote a Europa

Ricardo Terrades, capitán del equipo “Lanzarote European Sports Destination”, charló con AS sobre la Liga Española de Vela y dejó claro que “es una competición muy intensa que pone a prueba a todos los equipos. Espero que cada año se siga celebrando porque representar a España y a nuestra isla en la Sailing Champions League es un verdadero honor y el objetivo de cada temporada”. El equipo de Lanzarote no se ha perdido ni una sola edición de la Liga Española y es que “siempre hemos creído en esta competición. Es cierto que a la hora de montar el equipo no es fácil pues a pesar de que en la isla contamos con muy buenos regatistas, muchas veces las fechas son complicadas para muchos que tienen otros compromisos. Así que lo que hemos hecho año tras año es ir formando un equipo cada vez más amplio en el que vayan participando nuevos integrantes y en donde combinamos la juventud de nuestras promesas con la veteranía y experiencia de los regatistas más consolidados. Esto es bueno por dos lados, por uno no deja de ser una enorme motivación para los jóvenes y una gran oportunidad para aprender y seguir mejorando y por otro, es igualmente atractivo para los veteranos por lo intensa que es la competición y por tener la posibilidad de transmitir conocimientos a las generaciones que vienen empujando fuerte”.