NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
España
Noruega

BALONMANO | MUNDIAL

España-Noruega: todo o nada

Los Hispanos destacan del equipo nórdico su juego cada vez más colectivo y una menor dependencia de su estrella Sagosen

Actualizado a
Los Hispanos se conjuran para los cuartos de final.
RFEBM / J. L. RecioDiarioAS

EI de hoy ante Noruega pasa por ser el partido clave, el todo o nada, porque como decía Dani Dujshebaev, “si ganas, ya estás tocando las medallas, y si pierdes te vas a casa como si hubieses fracasado sin lo que hayas hecho en el campeonato tenga importancia”. Es la historia de siempre, la barrera de los cuartos de final.

Noruega debe pensar lo mismo, pero esta vez da la impresión que se siente más segura ante España tras su victoria en el Europeo de 2022, que acabó con una racha de 17 derrotas seguidas de los nórdicos, que ahora lleva una victoria y un empate, aunque estas tablas sin Sagosen. “Es un gran jugador, pero no el único de altisimo nivel de los noruegos”, comenta Rodrigo Corrales, portero español que jugó con Sagosen en el PSG. “Es un buen tipo y gran compañero, y con él actúan otros como Reinkin, Rod o Johannessen, por ejemplo. Noruega es más que un jugador”.

Gedeón Guardiola, el capitán de España, básico en los Hispanos de Jordi Ribera, es de los que destaca que “se haya normalizado que los Hispanos siempre estén en la pelea por los títulos”, y que en los últimos cuatro grandes torneos hayan subido al podio, oro y plata en los Europeos, y bronce en el Mundial y los Juegos Olímpicos. “Hemos evolucionado, tenemos más cosas que ofrecer con dos defensas diferentes, pero mantenemos la movilidad y el juego colectivo. Posiblemente esa sea la seña de identidad de España, la que le convierte en singular, que por encima del físico hay mucho trabajo en otros aspectos para ofrecer un juego coral con la aportación de grupo. Por eso las victorias se disfrutan más, porque son de todos y todos tienen que colaborar”.

Jordi Ribera, el seleccionador español, tiene claro los dos aspectos fundamentales para hoy: “defender muy bien, y mantener la fluidez en ataque”. Lo explica: “Los noruegos abren bien los huecos para aprovechar su calidad en el uno contra uno, y también debemos mantener nuestra identidad, y no perder el estilo de juego evitando que nos hagan muchas faltas que frenen nuestro ataque”.

Ribera pondera a los noruegos “que ya hacen un juego mucho más coral. Ya llegan a los finales de partido más frescos, y han demostrado que son capaces de ir de menos a más”, sobresaliendo que “Sagosen ahora no tenga que estar tanto tiempo en la pista”.

España llega tras una derrota (el domingo ante Francia); Noruega, invicta, sólo conoce la victoria. “Eso no influye nada. Cada partido es diferente, y con una trascendencia distinta. En este se juega el paso a las semifinales”.

Otros dos entrenadores españoles más siguen en la competición: Chema Rodríguez, con Miguel Ángel Velasco de ayudante y Pedro Rodriguez, en Hungría; y Roberto García Parrondo en Egipto, el único país no europeo entre los ocho mejores.

Los húngaros se enfrentan en Estocolmo a Dinamarca, una selección que lleva 24 partidos sin perder en unos mundiales, y aspira a ser la primera en conquistar tres oros de manera consecutiva. Si España llegase a las semifinales, el ganador de esta eliminatoria sería su rival. Será el partido telonero del Suecia-Egipto, en el que se esperan 20.000 aficionados, un récord de asistencia para un partido sin medallas en juego.

El Francia-Alemania completa el programa en Gdansk (Polonia), detrás del Noruega-España. Entre alemanes y franceses existe una rivalidad máxima, tan tradicional como la de españoles y franceses, sólo que en esta oportunidad hay mucho en juego.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?