NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MARATÓN VALENCIA TRINIDAD ALFONSO 2022

Avapace Corre: la Maratón de la visibilidad

El Club de Atletismo Avapace Corre participará este domingo en una nueva edición de la Maratón Valencia Trinidad Alfonso

Actualizado a
Miembros del Club de Atletismo AVAPACE Corre

Valencia está lista para acoger este domingo la 42º edición de la Maratón Valencia Trinidad Alfonso. En ella se intercalarán los retos profesionales y personales de sus 30.000 participantes. Cada uno con sus sueños y razones, como el que tienen los 30 atletas del Club de Atletismo Avapace Corre que llevarán hasta la meta en su silla de running a cinco personas con parálisis cerebral. Todos ellos corren y participan para fomentar la inclusión efectiva en la sociedad a través del deporte de las personas que padecen esta enfermedad.

Los atletas de Avapace Corre acumulan en sus piernas cientos de kilómetros por ese fin social. El equipo participa en carreras de diferentes distancias y disciplinas desde 2013, cuando un grupo de padres con hijos con parálisis cerebral encontraron en el deporte un espacio para dar visibilidad y recaudar fondos para asociaciones como Avapace, que con la crisis de 2012 vieron mermadas sus ayudas públicas y privadas para mejorar las condiciones de vida de los enfermos y sus familiares. Así, el circuito de las Carreras Populares del Ayuntamiento de Valencia fueron las primeras pruebas en las que participaron y pronto dieron el salto a la Media y Maratón de Valencia y Castellón.

Avapace Corre está formado por 170 socios y cuentan con una nómina de corredores habituales de unos 40. El número de personas con parálisis cerebral que participan en las diferentes carreras oscila entre cinco y diez. Hay carreras, “cada vez menos”, en las que se encuentran con trabas burocráticas, que no permiten la participación de vehículos ajenos a la organización, un argumento erróneo y distorsionado, porque como enfatiza Velasco: “Lo nuestro no son vehículos, son personas”.

Avapace Corre fue pionero y sus pasos los han seguido otros equipos como ‘Carros de Fuego’ de Sevilla o asociaciones de Barcelona y San Sebastián. “Nuestra labor social es importante por la visibilidad que se consigue y porque ayudamos a que la sociedad sea más inclusiva”, apunta Benito Velasco, presidente del Club, que explica el esfuerzo físico y a la vez la satisfacción que implica correr 42.195 metros empujando una silla de running.

“Te modifica la forma de correr, porque no mueves los brazos o como mucho solo uno”, apunta Velasco, “así que corres básicamente con la cadera y toda la fuerza recae en las piernas”. De ahí que a la preparación propia de una Maratón se suma un trabajo más específico en las semanas previas para fortalecer brazos y piernas.

Cada silla de running, que tienen una estabilidad superior, es transportada por cuatro o cinco personas, que se van turnando en series de un kilómetro. Cada silla tiene un responsable, un familiar o una persona de confianza del chaval o chavala que está pendiente de que disfrute de su participación en un evento multitudinario como una Maratón. Además, durante todo el trayecto le acompaña al equipo un fisio.

Los atletas de Avapace participan con su propio seguro de responsabilidad social, eximiendo así a los organizadores de responsabilidades. Lo habitual es que sean los últimos en tomar la salida, aunque sus tiempos a la hora de cruzar la meta superan a los de muchos de los participantes: “Alrededor de las cuatro horas”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?