VELA

La vela quiere volver a los Juegos Paralímpicos en Los Ángeles 2028

La RFEV trabaja junto a la World Sailing, el CSD y las clases para lograr el objetivo. No estuvo en Tokio 2020 ni estará en París 2024. "Cumple con el espíritu olímpico", dijo Sanz.

0
La vela quiere volver a los Juegos Paralímpicos en Los Ángeles 2028
RFEV

La vela quiere recuperar el terreno perdido y se ha propuesto volver a ser deporte paralímpico en los Juegos de Los Ángeles 2028, después de que el Comité Paralímpico Internacional la excluyera tras Río 2016, poniendo fin a veinticinco años consecutivos de participación. No estuvo en Tokio 2020 ni estará en Paris 2024, pero la World Sailing (federación internacional de vela) está trabajando junto a las distintas clases internacionales y federaciones nacionales, entre ellas la Real Federación Española de Vela (RFEV), para que la vela vuelva a estar dentro del programa olímpico en 2028. Y para ello se ha iniciado la campaña internacional "Sail To LA" y "Back The Bid" ("Navega hacia Los Angeles" y "respalda la propuesta").

En España ya se han involucrado el Consejo Superior de Deportes (CSD), los clubes y otras entidades relacionadas, como la Fundación También, conscientes de que el deporte inclusivo es fundamental para el desarrollo de los regatistas. El secretario nacional de la clase Hansa, Gabriel Barroso de María, campeón del mundo de RS Venture, es uno de los grandes promotores en España y tiene muy claro que “el deporte paralímpico ha de ser accesible para todas las personas, independientemente de su discapacidad y de su nivel de lesión. Hay personas que, con una movilidad nula en su cuerpo, pueden manejar un barco y a la vez ser competitivos. Esto no se da en ninguna otra disciplina”. La vela adaptada, además, equipara a todos por igual: “Se puede participar en regatas siendo una persona con, o sin discapacidad, navegando todos con las mismas reglas. Es un ejemplo de inclusión, demostrando que si se genera un entorno de igualdad de oportunidades en el deporte, en el entorno laboral o académico, prima la habilidad, no las características físicas”.

Javier Sanz, presidente de la RFEV, destacó también la necesidad de “dar el máximo apoyo a esta campaña para conseguir que la vela paralímpica vuelva a ser una realidad. No hemos dejado de apoyar la vela adaptada en España y es innegable que como deporte cumple a la perfección con el espíritu olímpico, por lo que creemos que nunca debería haber dejado de ser una clase paralímpica”. El optimismo se ha instalado en España y la presidenta de la Fundación También, Teresa Silva, no escondió que “estoy segura de que vamos a volver. Es un deporte que no puede fallar en los Juegos Paralímpicos. Si algo tiene la vela, es que una persona con discapacidad puede navegar como una más”. El actual campeón de España de 2.4mR, Jordi Cargol, lleva años trabajando con este objetivo: “Llegar a unos Juegos Paralímpicos sería lo máximo para mí. Voy a seguir luchando por conseguirlo y no dejar de navegar nunca”. Los últimos españoles en participar en unos Juegos Paralímpicos, los de Río 2016, fueron Arturo Montes (noveno en 2.4mR), Sergi Roig y Violeta del Reino (novenos en Skud18)y Paco Llobet, Héctor García y Manuel Gimeno (decimocuartos en Sonar).