CAZA | ELECCIONES

Lorena Martínez, primera mujer presidenta en Caza

La ingeniera de Montes, de 32 años, elegida para dirigir la territorial valenciana. "Pretendo que nos escuchen, sin estigmatizar", dice. "Nunca he sufrido machismo".

0
Lorena Martínez con sus sabuesos.

Lorena Martínez (32 años) es noticia porque acaba de ser elegida presidenta de la Federación Valenciana de Caza "como candidata única" y porque es la primera mujer que va a dirigir una federación de este deporte en España. "En este momento, soy la persona más joven en una presidencia del deporte español", asegura esta ingeniera de montes de Enguera que vive en Rocafort.

-¿Qué hace una mujer con sus estudios al frente de la caza valenciana?

-Pues mi ingenieria tiene mucha relación con la conservación cinegética, con varias asignaturas a lo largo de la carrera. Somos dos hermanos, y uno se dedicó al fútbol y yo al balonmano, pero iba con mi padre a cazar. De ahí llegó mi afición, y creo que eso influyó para que estudiase mi carrera. La gente que no conoce la caza piensa que los cazadores sólo pegamos tiros, y eso ni es justo ni es cierto. En este momento en que hay tanto campo abandonado cumplimos una función de control que debería hacer la Administración, con la poblaciones desmesuradas de jabalíes o de conejos, por ejemplo, que de otro modo arrasarían las consechas.

-¿Quiere usted decir que estamos en deuda con ustedes?

-Quiero decir que el cazador mucha veces sale al campo pensando que va a trabajar, a cumplir con una labor que a lo mejor no le corresponde. Porque un cazador no quiere acabar con lo que tiene, sino que trata de asegurar que haya caza para años sucesivos.

-El cine costumbrista nos ha enseñado que la caza siempre ha sido un mundo machista, de negocios, con mujeres florero.

-Pues puedo decir que nunca he sentido ni vivido el machismo en mi deporte, que siempre me he visto tratada con respeto, y que jamás he asistido a ese tipo de cacerias. Vamos, que yo no he salido a cazar con una pluma en el sobrero. En Valencia la gente sale en camisa, con ropa normal. No es el estereotipo que enseña ese cine.

-¿Hay dos tipos de cazadores, el que mata para comer y el que lo hace por matar?

-La mayoría sale a cazar, cobra su pieza y se la prepara para comerla.

-Usted ya era directiva de la Federacion Española, ahora alcanza la presidenta de la Valenciana, y sin oposición. ¿Cómo lo hace?

-Soy mujer pero me hago oir. Tengo mi genio. Eso sí, también me rodeo de un grupo de personas muy capaces, y por eso he salido en Valencia. Sí, presidir esta Federación es muy goloso a lo mejor como trampolín para otras cosas, pero el grupo que formamos creo que ha posibilitado que haya sido candidata única.

-¿Y a qué aspira?

-Lo primero de todo a que se nos escuche sin estigmatizar por falsos presjuicios, a que el presidente de la Comunidad Ximo Puig nos reciba, porque lleva ocho años en  el cargo y a la de Caza es a la única que no ha escuchado. A luchar para que la Ley de Bienestar Animal sea lógica y se cambie lo que es tan incongruente que hasta los veterinarios la critican. En estudiar y hacer más lógicas las fechas de la temporada de caza. A que se apoye a la caza como se merece;  por ejemplo, en otras comunidades se prima al cazador y no se le cobra la licencia porque se entiende que hace una labor cinegética; y en Valencia no, y somos después del fútbol la federación con más licencias: más de 30.000 cazadores federados cuando para cazar no hace falta la licencia federativa. Algo se hará bien.

-Posa usted con un par de sabuesos de Baviera. ¿Los trabaja para la caza?

-De eso se encarga mi marido, que entiende más y tambien tira mejor que yo. Pero sí, los tenemos en casa, y son perros que siguen la pieza herida y la cobran luego.

-¿Cómo son sus primeros días de presidenta?

-Pues ajetreados. De entrada, no pensé que iba a tener tanta repercusión. Pero no todo es positivo, porque en las redes sociales he sufrido mucho acoso, insultos, que si soy una asesina, una asquerosa, que ojalá me muera. Mire, los cazadores mantenemos la caza, evitamos la superpoblación y así la sostenibilidad. Es algo que la gente debería pensar.