ATLETISMO | CAMPEONATO IBEROAMERICANO

España rubrica en la última jornada su pleno dominio

El equipo español cerró el Campeonato Iberoamericano en La Nucía (Alicante) siendo el gran dominador en el medallero, con 30 preseas (14 de oro).

0
España rubrica en la última jornada su pleno dominio
RFEA

España rubricó este domingo su primera posición en el casillero del Campeonato Iberoamericano de Atletismo celebrado en La Nucía (Alicante), una competición que dominó de inicio a fin y en la que consiguió 14 oros, ocho más que la República Dominicana, y 30 medallas, ocho más que Brasil, segunda en el número total de preseas. La tercera y última jornada empezó con la media maratón en Torrevieja, que cedió el testigo a La Nucía para continuar un fin de semana de atletismo, que sirvió para muchos atletas, sobre todo los españoles, como punto de inicio de la temporada, que tendrá como meta este verano, con el Mundial de julio en EEUU y el Europeo, que se disputará en Múnich a finales de agosto.

Los 14 oros, a dos de su mejor clasificación en un Iberoamericano, se completaron con ocho platas y ocho bronces, una cifra de medallas que dobla al segundo clasificado del medallero, la República Dominicana, que consiguió seis oros, cinco platas y tres bronces, y que triplica a Cuba, tercera, con diez preseas y cinco oros, uno más que Brasil que pese a contar con 22 medallas, solo cuatro de ellas fueron subiéndose a lo más alto del podio.

La cita también ha servido para que hasta doce atletas hayan logrado marcas que les permitan estar en el Mundial: entre ellos, el español Álvaro de Arriba (800 metros), la colombiana Melissa González (400 vallas), los cubanos Leyanis Pérez (triple salto), Liadagnis Povea (triple salto), Lázaro Martínez (triple salto) y Roxana Gómez (400 m), así como el costarricense Gerald Drummond (400 vallas). Asimismo, también consiguieron mínimas los dominicanos atletas de 400 metros lisos Lidio Feliz, Marileidly Paulino y Fiordaliza Cofil, además de la argentina Belén Casetta (3.000 obstáculos) y el brasileño y campeón de peso en pista cubierta, Dorlan Romani.

Por la mañana, la argentina Florencia Borelli y el peruano Luis Ostos se hicieron con el oro en un medio maratón con intenso calor y humedad y donde la recaudación de la 5K popular celebrada de forma paralela se dirigió a ayudar al pueblo de Ucrania. La sesión vespertina empezó con el oro en disco de la cubana Yaimé Pérez, campeona mundial en Doha 2019 y que con un lanzamiento de 62,06 metros superó claramente a la chilena Karen Gallardo, que arrojó el disco hasta los 59,39 metros, y a la brasileña Andressa Oliveira de Morais, que cifró su mejor intento en 58,33 metros.

En los 200 metros lisos femeninos, la plusmarquista sudamericana Victoria Cristina Silva se impuso con autoridad y con un tiempo de 23.53 segundos a la portuguesa Lorene Bazolo, que paró el crono en 23.67, y a la brasileña Lorraine Barbosa Martins, quien aventajó en dos centésimas a la burgalesa Lucía Carrillo. Y en hombres, el dominicano Alexander Ogando batió con un tiempo de 20.27 segundos a su compatriota Yancarlos Martínez, con 20.60, y al flamante oro en los 100 metros lisos el pasado viernes, Shainer Reginfo, con 21.01.

En peso masculino, el brasileño Darlan Romani, campeón mundial en pista cubierta, destrozó el récord del campeonato, hasta ahora en manos del portugués Marco Fortes (20,69), al lanzar 21,70 metros, una cifra con la que superó a su compatriota Welington Silva Morais, que hizo marca personal con 20,78, y al portugués Tsanko Anaudov. Uruguay cosechó su primera medalla del Iberoamericano, y además de oro, con Deborah Rodríguez en la prueba de los 800 metros lisos, que ganó con autoridad con una marca de 2:02.53, muy por delante de la española Daniela García (2:03.65) y de la portuguesa Patricia Silva (2:04.23).

Asimismo, Venezuela se llevó el oro en los 5.000 mujeres con Joselyn Brea, quien impuso un ritmo superior en los últimos 200 metros para un tiempo de 16 minutos, 8 segundos y 83 centésimas, y casi en la línea de meta la argentina Fedra Aldana Luna logró la plata, con 1:09.96, sobre la española Lucía Rodríguez, bronce (16:10.08). Uno de los mayores aplausos de la tarde en la gradas del estadio olímpico Camilo Cano de La Nucía fue para el salmantino Álvaro de Arriba, al ganar con autoridad y obtener la mínima para disputar el Mundial de Eugene (Estados Unidos) con 1:45.19 en los 800 metros, por delante del venezolano José Maita, con 1:46.22, y el portugés José Carlos Pinto con 1:46.61.

La cubana Lázara Robles fue de menos a más en los 100 metros vallas y consiguió recorrer los cien metros y las diez vallas de la prueba en apenas 12.93 segundos, una cifra que se convirtió en su mejor marca personal y con la que batió a su compatriota Keily Pérez, que hizo 13.01 para conseguir un doblete del país centroamericano en el podio, en el que les acompañó la puertorriqueña Paola Vázquez (13.05). En la modalidad masculina, el brasileño Rafael Campos Pereira logró el triunfo tras parar el tiempo en 13.47, seis centésimas por debajo del español Daniel Cisneros, que finalizó con un tiempo de 13.53 en lo que supone la novena mejor marca española de la historia y que empató con el brasileño Eduardo Dos Santos Rodriques, que se quedó con el bronce tras la foto finish.

En salto de altura el oro ha sido para la dominicana Marysabel Senyu, con 1,87 metros, seguida de la brasileña Valdileia Martins, con 1,84, la misma marca que la uruguaya Lorena Aires, mientras que la representantes invitada por Ucrania, Kateryna Tabashnyk, ha sido la que más ha saltado con 1,90 y también la más ovacionada por el público presente en La Nucia, mientras portaba una bandera ucraniana sobre sus manos. El oro de jabalina fue para el portugués Leandro Ramos con un mejor lanzamiento de 81.37 metros, secundado por los brasileños Pedro Henrique Nunes, con 80.74, y Luiz Mauricio Días da Silva, con 80.41, mientras que el español Manu Quijera ha rozado los 80 metros con último intento de 79.83.

La carrera reina del medio fondo, los 1.500, fue con autoridad para Portugal con Isaac Nader, que invirtió 3:43.86, por delante del argentino José Zabala (3:44.55) y el andorrano Pol Moya (3:44.64). el español Sergio Paniagua acabó quinto, con 3:44.91. Cuba se llevó el oro y la plata del triple salto con Leyanis Pérez, con 14,58 metros, y Liadagmis Povea (14,41) y el bronce fue para la dominicana Ana José, con 14,25, por delante de la española Patricia Sarrapio, con 13,71.

Carlos Mayo consiguió el penúltimo oro para España en los 5.000 metros con un gran sprint final y un tiempo de 13:51.12, por delante del chileno Carlos Díaz (13:51.97) y el argentino Marcos Julián Molina (13:52.50). El español Raúl Celada acabó cuarto con 13:56.31. Las españolas pusieron el broche de oro para España en el 4x400 dominando claramente la segunda mitad de la carrera y terminando con un tiempo de 3:31.72, con plata para Brasil (3:32.50) y bronce de la República Dominicana (3:33.41), mientras que los dominicanos cerraron la competición con la última presea de oro, con un tiempo de 3:00.98, por delante del equipo español (3:04.05), y Portugal (3:07.23).