ATLETISMO

Diego García, estrella en 'su' carrera por la Gran Vía

El madrileño finalizó segundo en el I Gran Premio Internacional Madrid Marcha, solo por detrás del sueco Karlstrom. La china Qieyang, oro en el femenino.

Madrid
0
Diego García, estrella en 'su' carrera por la Gran Vía
Ricardo Rubio Europa Press

La primera edición del Gran Premio Internacional Madrid Marcha LaLiga se estrenó este lunes por todo lo alto en la capital. Que fuera día festivo en la región por el Día de San Isidro (que fue ayer, pero hizo que hoy no fuese laborable) ayudó a que un gran número de aficionados se congregasen en la Gran Vía madrileña, un escenario inmejorable para el evento. El cartel de la prueba absoluta era de lujo: 45 de los 85 competidores habían estado en los pasados Juegos Olímpicos. Y el nombre propio del día fue el de Diego García Carrera, subcampeón europeo en 20 kilómetros y principal culpable de la celebración de este Gran Premio, de categoría Gold y puntuable para el ranking mundial de World Athletics. El madrileño, además de participar en la prueba, donde finalizó en segunda posición por detrás del sueco Karlstrom, fue el organizador de todo el evento.

Dentro de este ambiente festivo, y tras las carreras de 3 y 5 kilómetros de categorías inferiores, Chuso García Bragado fue homenajeado por los allí presentes. Tras ello, dieron comienzo las pruebas absolutas (se corrían simultáneamente la masculina y la femenina), y pronto comenzaron las hostilidades, pues el recorrido de 10 kilómetros, con algunos tramos cuesta arriba, no permitía momentos de tregua. La carrera masculina se fragmentó rápidamente, y en el grupo cabecero no entraron favoritos como el italiano Massimo Stano, campeón olímpico de los 20km en Tokio, o Marc Tur, cuarto en los 50km de Tokio.

Sí que estaban en cabeza de carrera nombres como el de Perseus Karlstrom, líder del circuito mundial, y Diego García, quien corría delante de los suyos y recibía oleadas de ánimos en cada paso que daba. El madrileño incluso probó a atacar, aunque sus tres rivales no llegaron a ceder. El primero en caerse de la pelea fue el ecuatoriano David Hurtado, que tuvo que pasar por el 'pit lane' a falta de dos kilómetros. El podio entonces quedaba ya esclarecido, y eran Karlstrom, García Carrera y el brasileño Caio Bonfim quienes iban a pelear por la victoria. El sueco tiró de galones en la última vuelta con una potente ofensiva que nadie pudo seguir. Karlstrom cruzó la meta con un tiempo de 38:42, mejor marca mundial del año, y a tan solo ocho segundos llegó Diego García Carrera, arropado por la bandera de España y dándose un baño de masas. Bonfim, a 31 segundos del ganador, completó el podio que recibió sus medallas en la puerta del emblemático Cine Capitol.

La prueba femenina tuvo un guion similar, con un grupo cabecero que se formó en apenas la primera vuelta, aunque en esta carrera la ganadora se destacó antes. La china Shijie Quieyan, actual subcampeona mundial, fue superior al resto de competidoras. Solo pudieron seguirla en el primer tramo la española Laura García-Caro y la ecuatoriana Kimberly García León. Mientras que la primera se descolgó ante el infernal ritmo de la china, la segunda tuvo problemas tras recibir un aviso por incumplimiento de la técnica. Quieyan marchó en solitario las últimas vueltas hasta cruzar la meta con un tiempo de 43:07. A 30 segundos, Kimberly García León se adjudicó la plata, y el bronce fue para la onubense Laura García-Caro, que con un tiempo de 43:51 se llevó otra gran ovación por parte de un numeroso público que disfrutó de una gran jornada de marcha en pleno centro de Madrid.

Diego García Carrera: "Jamás voy a olvidar este día"

Instantes después de finalizar la prueba en segunda posición, un emocionado Diego García Carrera se dirigió a los allí presentes, que no habían fallado a la cita. "La sensación es indescriptible, el objetivo de llevar la marcha al gran público se ha cumplido. No voy a olvidar jamás este día, quiero dar las gracias a todos los que lo han hecho posible", dijo el director técnico de la prueba. "Inicialmente, era solo un sueño y las ideas están muy bien, pero si no se materializan, no valen de nada", apuntó el marchador español.

El tiempo que registró el madrileño, a ocho segundos de Karlstrom, quien estableció la mejor marca mundial del año, sorprendió incluso al propio Diego. "En un terreno que no es sólo llano, es increíble hacer esta marca. El público me ha dado un plus y me ha impulsado", comentó el atleta, quien además admitió que "no estaba en mi mejor forma, pero correr con tanta gente, y en Madrid, ha sido muy bonito y me ha ayudado". García Carrera terminó añadiendo que "el objetivo está cumplido" porque "hoy mucha gente ha visto una carrera de marcha por primera vez, y después de esto ahora ya podrán opinar si les gusta o no".