ATLETISMO

Oro mundial para 'La Moto'

Mariano García realizó una prodigiosa carrera para llevarse el título en el 800 de Belgrado con 1:46.20. Álvaro de Arriba fue cuarto a siete centésimas del bronce.

Belgrado
0

"Tengo muchas marchas más, no las he metido todas. Sólo he gastado un fusible", decía Mariano García tras dominar con soltura, seguridad y aplomo la serie del 800 en Belgrado que le entregaba el billete a la final del Mundial. E incluso desafiaba: "Estoy para lo que los rivales quieran. Si quieren correr, que corran. Y si quieren ir lento también estoy para los últimos metros". El murciano de 24 años sabía que su gran rival en la temporada invernal bajo techo, el británico Elliot Giles, que le había arrebatado en Madrid el título del World Indoor Tour no iba a ser de la partida en Serbia por problemas de espalda. Y la confianza era plena tras su prodigioso 1:45.12 en Nueva York, récord de España.

"Quiero ganar como mínimo a cinco personas...", decía 'La Moto' que se enfrentaba a dos norteamericanos, un sueco, un canadiense, un keniano, un belga... y a Álvaro de Arriba. Pistoletazo de salida y salida muy rápida del atleta africano que puso el grupo en gran tensión. Nervios, empujones, miradas... y un ritmo frenético para las cuatro vueltas. Mariano iba ganando plazas hasta que a falta de 100 metros desencadenó un portentoso esprint para proclamarse campeón del mundo indoor. Fantástico el de Fuente Álamo que iguala lo conseguido por Manolo Martínez en peso en Birmingham 2003. Oro patrio 19 años después.

ATHLETICS-WORLD-INDOOR

"La cilindrada hoy ha ido a tope, ya no puedo mejorarla más. Ser campeón del mundo es un logro que pocos han podido lograr en mi pueblo (ríe). Mi entrenador me ha dicho antes de la carrera que yo era el mejor y me lo he creído. Estaba repitiéndome antes de la salida. He trabajado mucho desde lo del apéndice (le operaron en junio del 2021) y he sacado todas las marchas posibles porque he visto que en los últimos 70 metros todavía Kiber me pasaba. He dicho: 'Aguanto por mis...' y he tirado hasta con la cabeza. He demostrado que estaba muy fuerte y aunque iba con la garganta muy seca he podido sacar todo el potencial en el esprint. He salido con la cabeza fría y ha sido clave aguantar y no calentarme al principio para luego dar todo al final. No pienso en las estadísticas, pienso en mejorar y la pena es que Álvaro no haya podido acompañarme en el podio", aseguraba Mariano García en zona mixta.

'La Moto' lleva corriendo en solitario desde los 8 años, vive en casa de sus padres en Cuevas de Reyllo y los días que decide no coger la bicicleta para recorrer los siete kilómetros que le separan de Fuente Álamo para entrenar le da buen uso al campo de fútbol abandonado de su pueblo o se ejercita por caminos. La pista y los clavos los deja para la preparación más específica cerca de las competiciones y ahí bajo las directrices de su entrenador Gabi Lorente, el mismo de Mo Katir, aprovecha sus desplazamientos a Cartagena, donde estudia Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, para usar la pista de la UCAM.

ATHLETICS-WORLD-INDOOR

El doblete español estuvo muy cerca y De Arriba, salmantino de 27 años, fue cuarto a siete centésimas del bronce. "Ha faltado muy poco. Me ha pasado un poco de factura la serie de ayer. Al principio de carrera mi cuerpo no iba bien y en los últimos 150 metros he cerrado los ojos y he dado todo. Con diez metros más me subo al podio. Cuarto del mundo, he mejorado el quinto de Birmingham de hace cuatro años. Me he visto en la élite mundial y estoy muy contento por Mariano, espero que me invite a algo (risas). Más que un compañero es un amigo, hablamos casi todos los días. Hay Álvaro de Arriba para rato, a nivel mental y físico, cuando engancho entrenamientos sin parones llego a tope. Tengo muchas ambición y ganas", aseguraba Álvaro.

Álvaro de Arriba.