ATLETISMO

Un sacapuntas separa a Yulimar del récord mundial

La prodigiosa triplista venezolana, oro en los Juegos de Tokio, brincó en Madrid hasta el 15,41... a dos centímetros de su récord del mundo en pista cubierta.

0

El polideportivo municipal de Gallur, con el 100% del aforo permitido al completo incluyendo la presencia del alcalde Martínez Almeida, acogía el fin de fiesta del World Indoor Tour 2022. "Un eventazo", como había presagiado Raúl Chapado, el presidente de la RFEA. Los ojos de los cientos de aficionados, muchos de ellos viendo en directo por primera vez a Yulimar Rojas, se centraban en el prodigio de los saltos horizontales. La portentosa saltadora venezolana que entrena en el 'Team Pedroso' de Guadalajara hacía su ensayo general para el Mundial en su único concurso de triple en la pista cubierta de 2022.

Yulimar Rojas.

El nulo claro del primer salto dio paso a un brinco 'made in Yulimar'. 15,35. Únicamente a ocho centímetros del récord del mundo bajo techo (al aire libre saltó en Tokio 15,67) que ella misma logró en este recinto madrileño en 2020. Por delante, cuatro intentos más. Dos saltos escandalosos más pero ambos nulos avecinaban más emociones fuertes. Palmas desde la grada, carrera, tres brincos sólo a su altura... y 15,41. a dos centímetros. La medida aproximada de un sacapuntas escolar. Tan justo que la propia Yulimar salía del foso creyendo que había logrado la gesta.Quedaba por delante un último asalto, pero no pudo ser. 14,90 para la campeona olímpica. Un salto que valdría para morder medalla en cualquier campeonato internacional dejaba fastidiada a la reina del triple. "Ha sido un poco una pena. Me he quedado a nada. Estoy muy feliz y muy enfocada en lo que viene. Me he sorprendido en uno de los nulos porque me he visto cerca del 16. No he competido en 2022 y he venido a Madrid sin saltar con carrera completa y ver eso me da mucha seguridad para saber que stoy en la forma que quiero", aseguraba riendo a AS.

Yulimar Rojas.

Fin de fiesta majestuoso para un meeting que había comenzado con dos malas noticias matinales: la baja de última hora de Marta Pérez, campeona de España de 1.500 y novena en Tokio, por una "molestia importante", y la ausencia ya prevista de su 'gran rival' en la pista, Esther Guerrero, que se extenderá más de lo deseado. "Tengo diagnóstico y no es bueno. Mi primera lesión seria: rotura completa del tendón común del bíceps femoral con el semitendinoso. Me va a dejar un tiempo largo apartada. Veremos cuánto", revelaba la brava mediofondista gerundense de 32 años que se perderá también el Mundial de Belgrado.

El minuto de silencio por solidaridad con Ucrania fue el único instante de calma en una meeting que fue una amalgama intensa de sensaciones y sucesos. Para empezar, un buen susto. María Vicente, la superlativa combinera de 20 años, que hoy mismo recibía la confirmación de que estará en Serbia, sufría un pinchazo en el músculo recto femoral de su pierna izquierda... aunque la primera revisión médica descarta casi con seguridad la rotura. Tras tanto sobresalto previo e inicial llegó la primera gran carrera, el 3.000 masculino.

María Vicente

"Mi objetivo es que no haya cuatro etíopes en el Mundial. Hay que eliminar a uno y para eso debo ganar a Girma", decía el recordman europeo de la distancia Adel Mechaal en la previa. El bicampeón de España en Ourense, 3.000 y 1.500, no pudo cumplir el objetivo y fue tercero con 7:35.26 por delante de su 'enemigo de casa' Mo Katir (7:35.73). Ninguno pudo con el ritmo portentoso mantenido en los últimos 1.300 metros del campeón olímpico de 10.000, Barega (7:34.03) y su compatrota etíope Girma (7:34.09). Más nivel de dificultad para Serbia.

Adel Mechaal.

Tampoco logró su meta Mariano García. 'La moto' peleó de tú a tú con el británico Gilles, pero fue superado en la recta final y no pudo llevarse el título final, que fue para el ganador del 800 de Madrid, ni abrir una plaza más para otro español en la cita mundialista del 18 al 20 de marzo. La mejor noticia patria la trajo Asier Martínez que dio el único triunfo español con 7.56 en 60 vallas, mismo tiempo que Enrique Llopis (marca personal). La etíope Tsegay (3:57.37 en el 1.500), el polaco Bukowiecki (21.91 en peso) y la australiana Patterson (1,96 en altura) también destacaron en Madrid.

Asier Martinez.