NFL

La Super Bowl arranca con polémica por el desalojo de un campamento en Los Ángeles

Las autoridades de Los Ángeles han desalojado un campamento cercano al SoFi Stadium, lo que ha generado numerosas críticas de asociaciones de derechos humanos.

0
Dos sintecho hablan con una activista tras el desalojo de un campamento de personas sin hogar por parte de las autoridades de Los Ángeles cerca del SoFi Stadium, sede de la Super Bowl LVI.
FREDERIC J. BROWN AFP

La celebración de la próxima edición de la Super Bowl LVI en el SoFi Stadium de Los Ángeles, la casa de Los Angeles Rams, ya ha generado cierta polémica en la ciudad después de que las autoridades locales hayan desmantelado un campamento de personas sin hogar en las cercanías del estadio en los últimos días.

Las autoridades de Los Ángeles aseguran que el desalojo de este campamento se debe a "problemas de seguridad", ya que muchos aficionados pasarán por allí de camino al estadio antes del partido, previsto para el próximo 13 de febrero.

Una acción que ha molestado a las asociaciones de derechos humanos, que han criticado con dureza a las autoridades de Los Ángeles por este desalojo. "Están intentando sobrevivir y parece que las autoridades están desalojando a la gente para que esto no se vea", asegura Sofi Villalpando en declaraciones recogidas por el diario The Guardian.

Las críticas también llegan desde los propios habitantes del campamento, que denuncian sentirse en una situación de inseguridad tras ser desalojados, como denuncia Dawn Toftee, residente en este campamento. "Ahora estoy en un sitio en el que no quería estar. Es una zona de asesinatos y tiroteos. Deberían dejarnos recuperar nuestra casa", lamentó a The Guardian.

El drama de las personas sin hogar es un problema que ha dejado 1.500 muertes en Los Ángeles desde marzo de 2020 a julio de 2021 mientras las autoridades de Los Ángeles siguen llevando a cabo más desmantelamientos de campamentos que se han convertido en el único refugio para las 48.000 personas que viven en las calles en el condado de Los Ángeles y que muchos de ellos ahora se han tenido que desplazar por culpa de una Super Bowl que ya arranca con polémica.