RUGBY

El rugby se vuelca con un niño increpado por su aspecto físico

Varios jugadores internacionales y figuras de otros deportes salen en defensa de Alfie, un jugador de categorías inferiores de un club galés que fue atacado en Facebook.

0
El rugby se vuelca con un niño increpado por su aspecto físico

El mundo del rugby se ha unido, como si fuera una gran familia, para defender una causa justa:la dignidad de Alfie Pugsley, un niño galés que practica el deporte del oval en uno de los numerosos clubes del Principado, en Oaksdale, y que fue atacado en Facebook por su aspecto físico.

El domingo Mark Pugsley, el padre de Alfie, publicó una foto de su hijo jugando un partido en su perfil de Facebook. Después contó en su cuenta de Twitter que había tenido que eliminarla porque alguien comentó que "es demasiado grande para jugar en categoría sub-12 y parece insano". "Si solo supieran lo mucho que se esfuerza para estar mejor y lo baja que ha estado su autoestima. No te preocupes Alfie, simpre seré tu mayor fan", añadió.

La catarata de reacciones no se hizo esperar e inmediatamente un gran número de grandes figuras, tanto de esta disciplina como de otros deportes, se volcaron en sacarle una sonrisa a Alfie. Jerome Kaino, ex de los All Blacks, le sugirió "seguir pasándolo bien y trabajando duro". "Nuestro hermoso juego es para TODOS los géneros, gente de TODAS partes y de TODOS los tamaños y formas. Manten tu sonrisa hermano y sigue con ese magnífico trabajo", continuó el neozelandés, uno de los grandes terceras líneas que ha dado Nueva Zelanda.

La Federación Irlandesa contestó pidiéndole que disfrute del rugby y recordándole que "es un deporte para todo el mundo. En el mismo sentido se pronunciaron la inglesa o la internacional. Louis Rees-Zammit, una de las grandes figuras de la selección galesa, le ofreció acudir a un encuentro de su equipo, Gloucester Rugby, "tan pronto como sea posible" y le pidió que no escuche "a esos idiotas que dicen cosas malas". Mathieu Jalibert, apertura internacional por Francia, recordó cómo a él le decían durante su juventud que era "demasiado pequeño, demasiado delgado". "Nunca pierdas la esperanza. Cree en tus sueños. Tu papá es tu fan número uno. Yo soy el segundo", le animó.

Incluso Robbie Fowler, mítico delantero del Liverpool, se mojó por Alfie. "Las redes sociales están llenas de necios amigo. Sigue diciéndole que ame lo que hace", se dirigió a su padre. Lo cierto es que, como dice Kaino en su mensaje, el rugby es uno de los pocos deportes en los que uno puede hacer carrera profesional sin encajar en los que tradicionalmente se han considerado los cánones estéticos apropiados para un deportista de élite. De hecho todos los equipos necesitan y demandan biotipos como el del chaval y la lista de jugadores con un aspecto similar que son estrellas internacionales daría para otro artículo.

Nadie debería volcar su frustración en otra persona, y mucho menos en un niño que solo pretende disfrutar haciendo deporte. En este caso, por suerte, la respuesta que ha tenido este comportamiento miserable supera con creces el daño que le haya podido causar a Alfie. Quién sabe si en él está el próximo gran delantero galés. Desde luego después de esto va a ser muy difícil que algún comentario inapropiado le aleje del rugby, un deporte en el que cabe todo el mundo.