BALONMANO | EUROPEO

Dinamarca, la primera en certificar su clasificación

Los daneses, que suman seis victorias en otros tantos partidos, se impusieron a Países Bajos y ya está en semifinales. Francia, con más opciones tras la derrota de Islandia.

0
Dinamarca, la primera en certificar su clasificación
AFP

La selección de Dinamarca, vigente campeona del mundo, se convirtió en la primera en certificar la clasificación a las semifinales del Europeo de Hungría y Eslovaquia, tras imponerse este lunes por un contundente 35-23 a la de Países Bajos, en un encuentro que los nórdicos apenas tardaron veinte minutos en dejar resuelto (7-17). El duelo ya pareció arrancar sentenciado ante las numerosas e importantes bajas del conjunto neerlandés, que no pudo contar con el lateral Kay Smits, máximo goleador del torneo con 45 dianas, tras dar positivo por coronavirus.

Una ausencia a la que se sumó la del central Luc Steins, el jugador sobre el que pivota todo el juego ofensivo del conjunto neerlandés, que por decisión técnica permaneció sentado en el banquillo durante todo el encuentro. Sí jugó, aunque seguramente menos de lo aconsejado, el lateral Dani Baijens, la tercera pata del triunvirato que forman Smits, Steins y el propio Baijens, sin los que es imposible comprender la presencia de los Países Bajos en la segunda fase del torneo.

Esas concesiones facilitaron la tarea a una selección danesa a la que le bastó con su solidez defensiva, sustentada en una nueva gran actuación del guardameta Niklas Landin, que cerró el primer tiempo con un 43 por ciento de paradas, y su veloz juego de transición para solventar el encuentro. Pero si Landin no parece bajar su concentración sea cual sea el rival que tiene enfrente, mucho menos el joven lateral derecho Mathias Gidsel, de 22 años, que volvió a dar un nuevo paso en su camino hacia la cúspide de este deporte.

Gidsel, que ya fue elegido mejor jugador de los pasados Juegos Olímpicos de Tokio, volvió a mostrarse infalible en el lanzamiento, tras firmar un 9 de 9 que elevó a 35 los goles que el danés suma en el Europeo, tras fallar sólo un lanzamiento, ante Islandia en la primera jornada de la segunda fase, en todo el torneo. El próximo jugador del Füchse Berlín alemán no es sólo eficacia, sino talento puro, como demostró con una espectacular asistencia de espaldas al pivote Henrik Toft o un no menos plástico lanzamiento en rectificado desde los nueve metros. Pinceladas de calidad que animaron un segundo período en el que Dinamarca aumentó un poco más su ventaja, como reflejó el 35-23 final, que aseguró a los nórdicos el billete para las semifinales.

Francia llega a la última jornada dependiendo de sí misma

La selección francesa no desaprovechó el tropiezo de Islandia, que cayó por 22-23 ante una Croacia sin nada ya en juego, y llegará a la última jornada dependiendo de sí misma para lograr la clasificación para la semifinales del Europeo de Hungría y Eslovaquia, tras imponerse por 27-36 a Montenegro. Un claro marcador que no reflejó los numerosos apuros que pasó el conjunto francés en una primera parte marcada por las expulsiones del lateral montenegrino Vasko Sevaljevic y del guardameta francés.

Sevaljevic vio la tarjeta roja directa a los doce minutos tras golpear en el rostro a Nikola Karabatic, mientras que Gerard tuvo que abandonar la pista seis minutos después, tras golpear la cara de Milos Vujovic en un intento de cortar un contraataque del conjunto montenegrino. Percances que parecieron afectar más al equipo francés que no encontraba la fórmula para poder despegarse en el marcador (11-11), empeñado como pareció en estrellarse una y otra vez con el guardameta Nebojsa Simic, que a los 22 minutos ya contabilizaba nueve paradas.

Un panorama que cambió por completo en los minutos finales de la primera mitad en los que los "Experts" lograron abrir, por fin, una brecha en el marcador gracias a un parcial de 1-5 que permitió a Francia alcanzar el descanso con una renta de cuatro goles (12-16). Diferencia que pareció espantar definitivamente los fantasmas del equipo francés, que se mostró claramente superior en los segundos treinta minutos de juego.

Liderado en defensa por un intenso Karl Konan, que regresó al equipo tras perderse los dos últimos encuentros a causa del coronavirus, y un gran Wesley Parin, que con sus paradas hizo olvidar la expulsión de Gerard, el equipo francés comenzó a distanciarse cada vez más y más en el marcador. Una renta que alcanzó su máximo a los quince minutos de la reanudación con un tanto de Nikola Karabatic, elegido mejor jugador del encuentro, que situó a Francia con una ventaja de diez tantos (19-29) que los galos supieron manejar con oficio como reflejó el 27-36 final. Clara victoria que permitirá al conjunto francés llegar a la última jornada, en la que se medirá con Dinamarca, dependiendo de sí mismo no sólo ya para lograr la clasificación para las semifinales sino hacerlo además como primero de grupo si logra vencer al equipo danés