España
23
Noruega
27

BALONMANO | CAMPEONATO DE EUROPA

Noruega corta de raíz dos récords de los Hispanos

España se queda con 17 partidos sin perder en los Europeos y dos décadas ganando a Noruega. Ahora necesita un punto para estar en semifinales

0
Gonzalo Pérez intenta para la penetración de Bjorsen.

De un plumazo Noruega rompió dos rachas españolas: 16 victorias y un empate consecutivos en los Europeos (más que nadie, récod absoluto, 17 encuentros sin perder), y dos décadas en las que los nórdicos perdían siempre con los nuestros. Con los resultados de ayer la situación de los Hispanos para estar en semifinales pasa por puntuar ante Polonia el martes, y esperar qué equipo le acompaña, porque en el otro partido se citan Noruega y Suecia. Un punto para acabar con todas las cábalas tras este 23-27 (11-14).

El partido de los Hispanos fue pobre, sobre todo porque Ribera tuvo que recomponer demasiado a una Selección que era irreconocible en ataque respecto a lo había ofrecido hasta ahora; jugaron los tres pivotes en ataque, se alternó con dos a la vez y sin central. Pero nada daba resultados. No fue el día de la Selección, y hasta los rechaces siempre fueron del equipo rival.

Tampoco la defensa fue eficaz, porque se hundieron muchos los jugadores y se permitió que se tirase desde demasiado cerca, al menos al principio. Luego se dio un paso al frente, y parecía que se podía dar la vuelta al partido.

Sagosen no fue el factor que rompió el encuentro, porque ante él todos se multiplicaron. Es más, en el minuto 49 (19-20) había partido. Pero se sumaron errores y se desestabilizaron con los árbitros. En este nivel los equipos no regalan caramelos, y siempre que se llega a los seis metros los noruegos hacían falta. No había continuidad, no había ritmo, no había manera.

Con todo eso, y ante un equipo en alza que mete 30 goles por partido, y 10 minutos sin marcar en la segunda parte, tampoco España salió tan malparada, porque incluso debió marcar el 24.

Jugaron Sarmiento (buenos minutos aunque sin ritmo), y Tarrafeta (vuelve tras la Covid), y Márquez en el lateral izquierdo. Pero ningún astro se puso al lado de los Hispanos, y hasta Gómez (el mejor de España) falló un penalti en los últimos minutos.