WWE

La Heritage Cup se le escapa a A-Kid frente a Noam Dar

Noam Dar retuvo la Heritage Cup tras un excelente combate frente a A-Kid. El pleito terminó en empate y el español rozó el triunfo en los segundos finales.

0
Crónica del NXT UK del 20 de enero de 2022.

Las miradas que A-Kid y Noam Dar se cruzaron en el momento de las presentaciones oficiales dejaba claro lo que iba a ser el combate entre ambos. La Heritage Cup estaba en juego. El español, de 24 años, fue el primer campeón y el escocés (nacido en Israel), de 28, es el actual monarca. El sistema de la competencia gusta al vallecano, es una guerra de guerrillas y la disfruta. La Heritage Cup se disputa a seis asaltos de tres minutos. Se puede vencer con cuenta de tres, rendición o conteo fuera del ring. Se disputa al mejor de tres caídas (el primero que logre dos se lleva el combate) o si se llega al final sin haber llegado a ese número, el ganador será el que vaya por delante. En el caso de que haya empate, el campeón mantiene el trofeo. Y eso fue precisamente lo que sucedió este jueves en el episodio de NXT UK. Una pena, porque al español le faltaron unos segundos para recuperar el entorchado.

El duelo empezó, sorprendentemente, con los dos muy cerebrales. No querían arriesgar y mostraron su técnica. En el segundo asalto, Dar intentó aprovechar su ventaja. A-Kid llegaba tocado en su dorso izquierdo (lucía un vendaje grande) y el campeón golpeó con dureza ahí. Sufrió el español, pero aguantó. Sus peores momentos llegaron en los siguientes episodios. El escocés acumuló importantes golpes sobre el aspirante y con una doble patada voladora se llevó el primer punto. El cuarto round fue muy difícil para A-Kid, quien estaba KO. Resistió y enseñó su calidad. Conectó un DDT tras apoyarse en la cuerda tremendo. 1-1 y seis minutos por delante. El quinto asalto fue para A-Kid y el último tuvo de todo. Dar mandó de inicio y el final fue para el español. A-Kid cerró un candado letal, pero la campana sonó antes de que el campeón se rindiera. Una pena, con 10 segundos mas la Heritage Cup hubiese cambiado de manos. El vallecano acabó devastado y el escocés aliviado. Sufrió, pero se mantiene con el oro. No quedará así. A-Kid merece otra oportunidad.