SNOWBOARD

Irati Idiakez se cuelga la plata mundial en banked eslalon

La española, que compite sin un brazo debido a un accidente, terminó segunda en el Mundial de esta modalidad que se disputa en Lillehammer (Noruega).

0
Irati Idiakez se cuelga la plata mundial en banked eslalon
Twitter: @COE_es

La rider donostiarra Irati Idiakez conquistó este viernes la medalla de plata y se proclamó subcampeona del mundo de snowboard en Lillehammer (Noruega) en la modalidad de banked eslalon. La deportista de Getaria, que compite sin el brazo derecho debido a un accidente sufrido en diciembre de 2017, finalizó segunda tras concluir las dos bajadas de la final por detrás de la polaca Monika Aleksandra Kotzian, que se colgó la medalla de oro y se proclamó campeona.

"No ha salido realmente como quería pero lo he dado todo. Me he caído y en la segunda bajada estuve un poco regular. Lo he intentado pero no ha podido ser aunque cada vez estoy más cerca de mi rival", dijo Irati Idiakez, al término de la prueba. Idiakez, que se llevó el Globo de Cristal a la mejor deportista de su categoría (SB-UL) la pasada campaña, sigue sin bajarse del podio la presente temporada. En la Copa del Mundo de Hochfügen (Austria) se proclamó campeona mientras que en las pruebas de Laandgraf (Países Bajos) y Pyha (Finlandia) se colgó sendas medallas de plata.

El otro representante español en snowboard, el asturiano Víctor González, que padece una invasión medular del treinta por ciento, no pasó a la final de su clase (SB-LL1) al finalizar la fase de clasificación en decimocuarta posición. La terna de españoles la completó Pol Makuri, referente del esquí de fondo paralímpico y perteneciente a la Federación Española de Deportes de Personas con Parálisis Cerebral y Daño Cerebral Adquirido (FEDPC).

El deportista catalán, en la prueba de 12,5 kilómetros, finalizó decimoquinto. El oro fue para el ruso Vladislav Lekomtsev, la plata para el polaco Witold Skupien y el bronce para el también ruso Aleksandr Pronkov. "La nieve estaba helada y transformada, tenía un poco de miedo por cómo reaccionaría el pie derecho, pero tras la toma de contacto con la pista y estudiar bien el terreno, fui a tope. Fue una carrera dura, con muchos muros y bajadas fuertes, y el circuito me permitía deslizar poco, pero estoy contento por cómo respondió el cuerpo", comentó Makuri al término de la prueba.