RUGBY | SEIS NACIONES

Ómicron amenaza la presencia de público en el Seis Naciones

Las restricciones en los aforos para eventos deportivos que pesan sobre algunos de los territorios implicados por el auge de contagios podrían dejar las gradas vacías.

0
Ómicron amenaza la presencia de público en el Seis Naciones
GONZALO FUENTES REUTERS

Año nuevo, misma historia. El alza de los contagios que han provocado la variante Ómicron del coronavirus y las fiestas navideñas amenazan con perturbar uno de los grandes acontecimientos deportivos del primer tercio de cada año, el Seis Naciones. Las restricciones en los aforos que pesan sobre varios de los territorios implicados en esta cita podrían retrotraernos a escenas de la última edición, con algunos de los grandes templos del rugby despoblados.

Actualmente en Escocia solo se toleran 500 personas en eventos deportivos al aire libre, mientras que Irlanda permite una afluencia de 5.000 aficionados. Las autoridades francesas han puesto el límite en 5.000 en exteriores y 2.000 en interiores. Por otro lado, desde el sábado este país solicitará certificado de vacunación para entrar en cualquier partido, ya seas espectador, miembro de un cuerpo técnico o jugador. Y los requerimientos para moverse entre países seguramente vuelvan a evitar grandes flujos de viajes a las distintas sedes.

La situación también está afectando a las principales competiciones europeas de clubes. Tanto la Champions como la Challenge van a sufrir la limitación de aforos y, con porcentajes de vacunación del 96% en la Premiership inglesa y el 98% en el Top 14 francés, es probable que haya casos de jugadores a los que no se permita disputar un partido pese a presentar una PCR negativa.

En Inglaterra algunos encuentros ya han sido cancelados y las sombras empiezan a planear ahora sobre un Seis Naciones que debe arrancar el 5 de febrero en Dublín con un Irlanda-Gales. Ahora mismo no se contemplan cancelaciones o suspensiones, pero a menos que la actual ola de COVID se ralentice en las próximas semanas, cobra cuerpo la posibilidad de volver a ver estadios vacíos.