POLIDEPORTIVO

El año de Madrid

La ciudad es ‘Capital Mundial del Deporte’ en 2022, el presupuesto para eventos crece un 48% y de fondo está la aspiración olímpica de la ciudad.

0
El año de Madrid
PEPE ANDRES

Madrid es ya en 2022 'Capital Mundial del Deporte'. Un sello que debe servir, entre otras cosas, para volver a poner a la ciudad en un bonito escaparate ante el Comité Olímpico Internacional que le permita mantener encendida la llama de aspirar en un futuro a organizar unos Juegos Olímpicos. "¿Que qué competición me gustaría ver en Madrid en 2022? ¡Pues los Juegos, aunque eso no pueda ser!", bromea Sofía Miranda, concejal delegada de Deporte del Ayuntamiento, sobre el tartán de la pista de Gallur. La política de Ciudadanos (Soria, 1984) no esconde la ambición que se respira en el consistorio. Pero todo pasa por posicionar de nuevo a Madrid como polo de atracción de eventos y que la ciudadanía "respire" también deporte.

"En 2019 encontramos una situación más desolada de lo que esperábamos. El hecho de que Madrid perdiera las tres candidaturas olímpicas (2012, 2016 y 2020) había relegado el deporte a un segundo plano", explica. "Había poca ilusión y poca motivación". Por eso se decidió optar a Ciudad Mundial del Deporte, un título que otorga ACES, una entidad sin ánimo de lucro radicada en Bruselas (Bélgica). Más allá de la distinción, una forma de aportar más peso y hacer más visible el deporte en la política municipal.

"El proyecto se sostiene en varios pilares: atracción de eventos, deporte como salud, fomento de la base y modernización y digitalización", cuenta la concejala, que a mediados de este mes presentará el catálogo de eventos tras el alivio de ver cómo el 29 de diciembre salían adelante los presupuestos. "Tendremos 33 millones de euros. Llevamos tres años consecutivos al alza y en 2022 será el departamento que más crezca, un 25%", se alegra. El deporte base tendrá un 17% más, los convenios deportivos se incrementarán en un 33% y los grandes eventos suben un 48%.

¿Qué novedades habrá? "Hay campeonatos que son ya típicos, como el Mutua Madrid Open de tenis (en 2020 el ayuntamiento aportó 4,2 millones de euros), y los habrá vinculados al atletismo, balonmano, BMX, skate, parkour, escalada... Eventos de deportes 'clásicos' y nuevos. El COI ya ha introducido en el programa la escalada, el skate o el BMX y el breakdance será olímpico en París 2024. Debemos dar cabida a todo ese público", advierte Miranda, aficionada al crossfit e impulsora de eventos como las recientes Challenger Series o el Madrid Urban Sports, que reúne todo el catálogo de deportes frescos.

"No éramos capaces de llegar a un público más joven, entre los 16 y los 24 años, porque la oferta no era atractiva. El catálogo de deportes del ayuntamiento era de principios de los noventa y la sociedad ha cambiado mucho", recuerda. Así, se está proyectando un parque de deportes urbanos en Villaverde. Y la Capital Mundial vendrá también acompañada de una instalación para partidos de rugby internacionales o tres millones de euros para convertir campos de fútbol de tierra a césped.

De fondo, claro, el deseo olímpico. Lo más cercano sería 2036. Pero Miranda no quiere poner fechas. "Esta es una gran ciudad y como tal no puede dejar de soñar en grande. Pero hay que ser conscientes de cómo estábamos. ¿Si preguntamos a la ciudadanía por cuántos Mundiales se han celebrado en los últimos ocho años serían capaces de decir alguno? No. No los ha habido. Hay que trabajar para traer grandes eventos, porque sería uno de los principales avales", responde, por lo que ya se están programando competiciones con federaciones nacionales e internacionales hasta 2028.

"El camino es muy largo y Madrid no podría soportar una nueva negativa", reconoce Miranda. Pero las normas de elección del COI han cambiado y ahora se trata de 'seducir' a los señores y señoras de los anillos. La capitalidad mundial es otro paso. "Una forma de despertar del letargo al deporte de la ciudad", concluye. Madrid ya ha salido de los tacos.