OLIMPISMO

Guerra fría antes de los Juegos

El boicot diplomático anunciado por EE UU para los Juegos de Pekín provoca un conflicto internacional.

0
Guerra fría antes de los Juegos
THOMAS PETER REUTERS

El anuncio de EE UU de realizar un boicot diplomático a los Juegos de Invierno de Pekín 2022 (del 4 al 20 de febrero) ha provocado un nuevo capítulo en el conflicto entre el país norteamericano y China. Dicha medida, que se limitará a la ausencia de miembros diplomáticos estadounidenses en la cita olímpica invernal y no afectará a los deportistas, ha sido tomada en el país asiático como un desagravio. “Una enorme parodia hacia el espíritu olímpico, una flagrante provocación política y una seria afrenta a 1.400 millones de chinos”, ha analizado Liu Xiaoming, exembajador en Londres.

La razón dada por la jefa de prensa de la Casa Blanca fue reaccionar al “genocidio y los crímenes de lesa humanidad en curso en la República Popular China en Xinjiang y otros abusos de los derechos humanos”. De momento, Nueva Zelanda, Australia, Reino Unido y Canadá siguen la línea de EE UU de no enviar diplomáticos a Pekín. Para China, se trata de “un despliegue publicitario” fundamentado en rumores y mentiras sin pruebas, además de una manera de “violar la neutralidad olímpica”, aseguró Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China en una declaración que fue más allá del ámbito deportivo.

“Estados Unidos pagará el precio de sus malas pasadas”, afirmó Lijian a la vez que anunció fuertes y decididas contramedidas contra Estados Unidos. De hecho, al ser cuestionado por cuáles serían, la respuesta se limitó a un “estén atentos”, a la vez que también se ironizó con la ausencia de diplomáticos estadounidenses que “nunca habían sido invitados”.

Una situación en la que el Comité Olímpico Internacional vuelve a estar en el centro, con el reciente caso de la tenista Peng Shuai aún candente. De momento, desde el organismo han celebrado que el boicot no influya a los deportistas, como dejó claro la Casa Blanca para no perjudicar a sus atletas y a toda la preparación que conlleva unos Juegos de Invierno que han pasado de ensalzar a Pekín (primera ciudad en acoger los Juegos de verano e invierno) a estar envueltos en polémica antes de empezar.