AJEDREZ | MUNDIAL

Jaque mate de Carlsen a Nepo: a punto y medio del Mundial

Un grave error del ruso le llevó a la derrota y Carlsen, que manda ya 3-6 a falta de cinco partidas, está solo a un punto y medio de reeditar título.

0
Jaque mate de Carlsen a Nepo: a punto y medio del Mundial
GIUSEPPE CACACE AFP

Podría decirse, por usar la expresión más a mano, que el Mundial de ajedrez de Dubái está jaque mate. Lo sentenció aparentemente este martes el noruego Magnus Carlsen, defensor del título, con una nueva victoria ante el ruso Ian Nepomniachtchi. Carlsen ya manda 3-6 ante el aspirante y, a falta de cinco partidas, le vale con firmar las tablas en tres de ellas, es decir, con un punto y medio, para renovar su condición de mejor ajedrecista del mundo. Que Nepo consiga remontar ante un jugador que solo ha perdido una vez entre sus últimas tres defensas parece una quimera.

Y lo cierto es que ha sido él quien se ha puesto en esta complicada situación. Tras el envite de la sexta partida, la más larga de la historia de los mundiales, que terminó perdiendo tras ocho horas y 136 movimientos, parece estar pagando el esfuerzo. Volvió a perder en la octava y este martes un error impropio de un jugador de su nivel le costó otro punto.

El ambiente fue raro desde el principio. El ruso apareció sin el moño que ha lucido durante todo el pulso. Se lo había rapado, quizá en un intento por romper con el pasado reciente y encarar el resto de partidas con un nuevo espíritu. Ya sobre el tablero, cambió la apertura española, que venía utilizando, por una inglesa. En la jornada de descanso había recibido asesoramiento de su compatriota Kariakin, que desafió a Carlsen en 2016. Pero cuando corrían más de dos horas de juego y Carlsen parecía sentir la presión, Nepo perdió un alfil en un mal movimiento y quedó sentenciado.

Carlsen, al principio ojiplático, dedicó unos pocos minutos a estudiar la posibilidad de que el regalo fuera envenenado, y después movió ficha. Nepo no abandonó inmediatamente, pese a que el duelo estaba decidido, y aguantó hasta la jugada 39 mientras los comentaristas televisivos mostraban su incomprensión. Este miércoles, para más infortunio, Carlsen jugará la décima partida con blancas.