WATERPOLO

“Si pierden, el precio de la leche no va a subir”

El CN Barcelona celebra este 6 de diciembre los 40 años de su única Copa de Europa liderada por Estiarte y Jané, la primera en la historia del waterpolo español.

0
CN Barcelona.
CN Barcelona.

Tal día como hoy de hace 40 años el waterpolo español dio un paso más hacia las grandes historias que llegarían después, en los gloriosos 90, pero que premiaron a la generación anterior aquel día festivo en la piscina Sant Jordi de Barcelona. Como cuenta la crónica de El País de aquel encuentro, cualquier curioso se sorprendería al ver “colores blanquiazules y gritos de Barça, Barça”, pero así era la historia del CN Barcelona, club decano de la natación, que disputaba la final a cuatro de la Copa de Europa en casa.

Los jugadores llegaron en sus vehículos y vespinos, lejos de las concentraciones actuales. Aquel conjunto estaba formado por jugadores de distintas generaciones. Como Joan Jané, seleccionador español de 1994 a 2004, y Manel Estiarte, de apenas 20 años, quien ya se había proclamado en los Juegos de Moscú 80 el máximo goleador del torneo y posteriormente sería el capitán y el icono de la generación de oro.

El equipo estaba entrenado por un húngaro tres veces medallista olímpico, Kalman Markovits, quien dejó frases para la posteridad como recordó la periodista Maria Guixà en el Tot Gira de Catalunya Ràdio. “Si pierden, el precio de la leche no va a subir”, les decía frecuentemente, una sentencia que sería un mantra en su país pero que en España ya no tenía demasiado sentido en aquella España demócrata.

De los tres goles de Jané a la visita al Rey

El torneo se celebró en forma liguilla y los catalanes, formados por jugadores de la casa salvo Estiarte que procedía de Manresa, ganaron al Vasas húngaro por 15-12 y al Alphen holandés por 9-8. La gran final fue ante el todopoderoso al Spandau 04, el mejor equipo de la Alemania Occidental. Muy marcado Estiarte, Jané se erigió en el protagonista con cinco goles, lo que llevó a los catalanes al título (12-11). Tras la celebración llegaron las ofrendas, que les llevó al Camp Nou, Sarrià, el Ayuntamiento, la Generalitat y la Zarzuela.

Aquel equipo estaba formado por Joan Marimón, Dídac Òdena, Manel Estiarte, Jordi Carmona, Joan Jané, Salvador Franch, Leandre Ribera (Jr.), Frederic Sabrià, Miquel Chillida, Joaquín Barceló, Ernest González, Ignacio Lobera y Antoni Aguilar. Desde entonces, solamente dos equipos más han conseguido repetir título, el CN Catalunya y el Atlètic-Barceloneta.