España
China

BALONMANO | MUNDIAL FEMENINO DE ESPAÑA

Las Guerreras ante la muralla china para pasar de fase ya

La victoria española aseguraría el puesto en la segunda ronda ante un rival grande pero lento que no tuvo opciones ante Austria.

0
Silvia Arderíus al ataque ante Argentina.
Recio

En condiciones normales las Guerreras deben garantizarse hoy mismo su clasificación para la segunda ronda de este Mundial, previsiblemente contra Brasil, Croacia y Japón. Con ganar a China les vale, aunque Silvia Navarro reclama el ir día a día y pasar de ronda con cuatro puntos; es decir, ganando a los otros del grupo dos que también accedan.

En la Selección hay un ambiente de euforia contenido, porque la segunda parte ante Argentina ha animado al grupo, y la alicantina que actúa en el Guardés, Paula Arcos, comentaba ayer "que en la segunda mitad España fue el equipo que quiere ser, muy activo en defensa y sumando goles de contraataque, que es el estilo de esta Selección".

La central Silvia Arderíus explicaba que "se trata primero de ganar, y luego de marcarse objetivos y tratar de cumplirlos, como el de no perder balones o el de hacer buenas defensa, y seguir progresando". Para Prades, "China es un rival casi desconocido en lo que propone, y casi mejor así, e ir a por el partido desde el juego propio".

Físicamente China no es un equipo menor. De hecho, tiene una media de estatura de 1,76 metros, y sus jugadoras son en conjunto más grandes que las españolas. Sin embargo, no es un equipo rápido a tenor del encuentro ante Austria, con muchas carencias y unos movimientos muy primitivos, De hecho, sumó muchas exclusiones ante Austria por la lentitud en los desplazamientos laterales de sus defensoras centrales, con alguna falta peligrosa y fuera de lugar. Su entrenador disculpaba a su equipo (no llega a los 24 años de edad media) "porque es muy joven e inexperto".