GOLF

"Estuve muy cerca de salir del hospital con una sola pierna"

Tiger Woods concedió una entrevista al portal Golf Digest en la que analizó cómo marcha su recuperación tras su grave accidente de tráfico y sus opciones de volver a jugar al golf.

0
Tiger Woods observa una bola durante la jornada final del Masters de Augusta 2020 en el Augusta National Golf Club de Augusta, Georgia.
PATRICK SMITH AFP

Tiger Woods, la gran figura del golf mundial en los últimos años, ha concedido una extensa entrevista al portal especializado Golf Digest tras el grave accidente de tráfico que sufrió el pasado mes de febrero y que le causó graves lesiones en su pierna derecha, de las que se sigue recuperando.

Tiger asegura que tiene intención de volver a competir aunque ve muy complicado poder completar el circuito. De hecho, el propio golfista confesó que estuvo muy cerca de salir del hospital con tan solo una pierna a causa de las heridas que sufrió en el accidente. "Pienso algo que sería muy realista, volver a jugar en el PGA Tour de nuevo un día, aunque ya no a tiempo completo, sino eligiendo torneos, como hacía Ben Hogan. Elegir unos pocos torneos al año y jugar en ellos. He estado entrenando sobre eso y me he preparado para ello. Creo que tendré que jugar así desde ahora. Es una realidad desafortunada, pero es mi realidad, lo entiendo y lo acepto. Hubo un punto en el que, no sabría decirte si al 50 por ciento, pero estuve cerca de haber salido del hospital andando con una sola pierna".

Woods confiesa que aún se ve con opciones de jugar pero que, al contrario que en otras lesiones, en esta ocasión no se marca como objetivo volver a la cima. "No tengo que competir y jugar contra los mejores del mundo para tener una vida fantástica. Tras mi operación en la espalda, tenía que subir el Everest una vez más. Tenía que hacerlo y lo hice. Esta vez, no creo que mi cuerpo pueda afrontar este Everest, y está bien. Todavía puedo seguir jugando al golf. Podré, si mi pierna está bien, jugar un torneo aquí o allí. Pero en cuanto a volver a escalar la montaña hacia la élite de nuevo y volver a la cima, creo que no es una expectativa realista para mí"

El golfista también relató cómo han sido los pasos en su rehabilitación y asegura que aún tiene un largo camino por delante, ya que la pierna que tiene operada se cansa en determinados momentos. "Tengo que ir muy lejos, aún no estoy ni en la mitad de mi recuperación. Tengo que desarrollar mucho mis músculos y mis nervios de lo que tengo que hacer con la pierna. Puedo caminar por mí mismo pero aún me cuesta subirla o bajarla. El siguiente paso es poder andar sin problemas y sin riesgo, pero eso aún va a llevar tiempo. Puedo golpear con el chip, el putt y hacer otras cosas como swings, pero aún no tengo resistencia. Porque aún no la he desarrollado, especialmente en el golf. No he hecho el trabajo suficiente y me canso. Cuando mi pierna derecha se cansa, es el momento de parar. Cuando la pierna se fortaleza, a veces aparecen los problemas de la espalda. Es un camino difícil, pero estoy feliz por volver a ver a Charlie jugando o pasar una o dos horas sin nadie hablando y escuchando el canto de los pájaros. Eso lo echaba de menos".

Woods también habló de los progresos de su hijo Charlie, con quien ha competido en varios torneos por parejas. "Fui a torneos para verle jugar u vi alguno de sus golpes y le dije: '¿Cómo estás logrando golpes tan largos?' Tenía que ir a verlos. Lo está haciendo muy bien, pero si tiene un hoyo malo pierde los estribos y su carácter le lleva a otro tiro, y otro tiro, y se complica. Le dije: 'Hijo, no me importa lo enfadado que estés. Tu cabeza podrá volver a centrarse cuando te concentres en el siguiente golpe. Eso es todo lo que importa, y que ese golpe debe ser el más importante de tu vida y casi más importante que respirar, y una vez que entiendas eso, mejorarás'. Y a medida que avanzaba el verano, ha ido mejorando mucho".