España
23
Alemania
22

BALONMANO | TORNEO INTERNACIONAL DE ESPAÑA

Las Guerreras superan con nota la reválida cara al Mundial

Derrotaron por un tanto a Alemania, ganan el Torneo con tres triunfos y Prades y sus jugadoras se inyectan una buena dosis de moral*

0
Silvia Navarro, a gran nivel.
J. L. Recio

Las Guerreras llegarán al Mundial el próximo miércoles en Torrevieja, frente a Argentina, con cinco partidos en dos meses a las órdenes de José Ignacio Prades, dos oficiales para el Europeo, y los tres amistosos del Internacional en Boadilla. Han ganado los cinco, y aunque no se puede decir que el seleccionador fuese un desconocido en el grupo, porque era el ayudante de Viver, sí que partía con un examen previo: notar que el equipo mejoraba, que las prestaciones casi con las mismas caras podían tener un resultado algo más positivo, y superar la exigencia de tomar decisiones útiles. Pues bien, el alicantino puede respirar; las Guerreras han superado con nota la evalucación, lo que también le incluye en esa inyección de moral a tres días de iniciar la cita mundialista.

Es de agradecer que Prades no haya planteado un triangular a ganar por encima de todo, porque se hubiese olvidado de que lo importante llega la semana próxima. Mantuvo su tónica de los dos choques anteriores, de combinar jugadoras, de formas bloques compensados con diferentes protagonistas, y sólo se saltó la licencia de no  dar descanso a Alexandrina Cabral cuando a 10 minutos del límite había que remontar tres goles.

En este encuentro, con buenas rachas, sólo se debe recordar para evitarlo que los pases inócuos no se pueden perder, que la primera línea no puede combinar y combinar por el centro sin generar superioridades, y que para desestabilizar a la defendsa rival las jugadoras con el balón, por lo menos, pueden parecer agresivas y capaces de lanzar. Eso no se hizo hoy y se tuvo que vivir de la defensa, del acierto de Silvia Navarro, incombustible, y la jugadora del partido.

Que el partido no fuese sencillo, que Alemania consiguiera remontar por los despistes individuales, también beneficia a España: fue capaz recuperar el mando subiendo la intensidad defensiva, y situaciones así se verán a lo largo de los partidos del Campeonato, y hay que saber y recordar cómo gestionar esos momentos.