ATLETISMO

Kamworor sonríe a Valencia

El keniano, atleta del NN Running Team y doble ganador de la Maratón de Nueva York, será una de las estrellas el de diciembre en la Maratón de Valencia Trinidad Alfonso EDP.

0
Kamworor sonríe a Valencia
Dan Vernon (NN Running Team)

A Geoffrey Kamworor le caracteriza su sonrisa perpetua. “Siempre hace bromas y es un poco picado cuando juega al Scrabble y a las cartas”, dicen sus amigos en el campamento de Kaptagat (Kenia), donde también vive Kipchoge, su mentor. Kamworor, de 29 años, alto y planta finísima, es una especie de sucesor del mito y compañero suyo en el NN Running Team. Por edad y talento. Doble campeón mundial de cross y con dos victorias en la Maratón de Nueva York (2017 y 2019). El domingo 5 de diciembre atacará la Maratón de Valencia Trinidad Alfonso EDP.

Sin embargo, y porque la carrera de la Gran Manzana es poco propicia, su marca personal es de 2h06:12, discreta para un súperclase (el récord de Kipchoge es 2h01:39). En la Ciudad del Running tratará de cambiar la historia: “Pretendo crear un momento especial en Valencia. Gané allí el mundial de media Maratón en 2018 y es un circuito muy rápido, será una gran oportunidad para hacer un buen tiempo. Me encanta la atmósfera que se crea y la afición que hay por las carreras de asfalto. Me han tratado siempre genial”. En la ciudad del Turia recuerdan a Geoffrey por su humildad, como cuando se marchó del hotel tras colgarse el oro y dejó la cama hecha.

Kamworor es también triple campeón mundial de media. Un atleta total. Desde junio de 2020 su sonrisa fue algo más mustia, aunque siguió en pie… Una moto le arrolló mientras corría junto a la carretera en Eldoret. “Lo recuerdo, fue un jueves. Tenía mucho miedo, creía que se arruinaba mi vida y mi carrera deportiva. Tenía varios huesos de la pierna derecha rota, un fractura de tibia. Me operaron, estuve dos meses con muletas y también pasé tiempo de reposo en la cama”, explica Kamworor.

En el campamento de Kaptagat, en el que vive desde 2010, a Kamworor le compraron en Decathlon una bici estática y el sabio entrenador Patrick Sang, el mismo que dirige a Kipchoge, adaptó los entrenamientos para que ya pueda estar al máximo: “Él me entrena desde que empecé a correr en serio, desde 2010, y es más mi mentor que otra cosa. Me conoce y sabe cómo guiarme para estar en forma”.

Padre de cinco hijos, tres de ellos trillizos

Kamworor, que comenzó corriendo para ir a la escuela, vive en el campamento de lunes a sábado, aunque intenta hacer alguna escapada a Eldoret para ver a su familia, porque su mujer está al cargo de sus cinco hijos. Tenía dos niñas, pero en 2019 tuvo trillizos. “Vamos a la granja o a ver a la familia, pero también hay que estar entrenando aquí, que es duro. Hacemos 30 kilómetros al día, en torno a 200 a la semana”.

Geoffrey Kamworor, durante los ejercicios.

En Valencia se enfrenta a Lawrence Cherono (2h03:04) y quiere redimirse de no haber corrido en los Juegos de Tokio para los que se clasificó, pero tuvo molestias en un tobillo. “Para Valencia no tengo dudas, sé que puedo rebajar mi marca personal. Sé que la maratón es una distancia complicada”, sigue Kamworor, que es un tipo ambicioso de cara al futuro. “Me gustaría ganar el oro olímpico y romper el récord mundial”. Un súperclase aterriza en la maratón más rápida.