UFC

Vettori doma al 'rebelde' Costa

Marvin Vettori se impuso, por decisión unánine, a Paulo Costa en el estelar del UFC Las Vegas 41. El pleito estuvo marcado por el exceso de peso del brasileño.

0
Crónica del UFC Las Vegas 41: Vettori vs Costa.
UFC

La polémica estuvo muy presente en la semana del UFC Las Vegas 41. Paulo Costa reveló a mitad de la 'Fight Week' que llegaba muy pasado de peso y que necesitaba un peso pactado. El duelo iba en el peso medio (83,9 kg), pero el brasileño pidió un arreglo (88,4). Además, perdió el 20% de su bolsa. Ese dinero fue para su oponente, Marvin Vettori. El italiano, de 28 años, es pura valentía en el octágono y no retrocedió. Aceptó pelear en desventaja corporal. Quería una nueva oportunidad frente a Israel Adesanya y sabía que este era el camino. Su arrojo fue premiado con una victoria. El europeo se impuso por decisión unánime (triple 48-46) al italiano.

Desde el primer momento se vio algo claro: Costa era mucho mas grande que su oponente. Vettori casi no tuvo que hacer esfuerzo para dar el peso, mientras que el brasileño sí tuvo que hacerlo. El cardio podía fallarle a Costa, por lo que apostó por la potencia. En el primer aslato salió a meter golpes durísimos. Lo hizo con sus puños y, sobre todo, con las piernas. Los impactos eran terribles, pero llegado a la parte final el fuello bajó. Estaba claro lo que debían buscar ambos. El segundo round siguió la misma dinámica, pero Vettori había arrastrado la del primer round y sacó mucho trabajo.

Un piquete de ojos restó un punto a Costa y dio vida a Vettori. En el tercer round sacó más trabajo, como durante toda la pelea, pero fue castigado. El brasileño, con una patada al mentón, tocó a su oponente, pero el europeo nunca dio sensación de irse al suelo por un golpe. Es un gladiador y se nota cada vez que pelea. Vettori intentó ir al suelo... y curiosamente acabó ahí él, pronto se levantó y dominó. El paso de los rounds y esa tesitura marcó el resto. Costa estaba cansado y Vettori más entero (también evidenció la dureza). Pegó y durmió el pleito contra la jaula. El transalpino pegó mucho más (190 por 139), los golpes no parecían tan potentes, pero los jueces no dudaron en darle más rounds. La táctica de Costa era arrollar a Vettori, el italiano resistió como una pared todo lo que le llegó y supo hace su pelea. Se adaptó a las circunstancias cambiantes y se llevó el triunfo. El respeto del público se lo ganó con creces y después fue claro: "Quiero pelear con los mejores. Quiero al 100% ese cinturón", espetó. Lo tiene claro.