VOLEIBOL

Los talibanes imponen el terror decapitando a una jugadora

Según los medios locales Mahjabin Hakimi es una más en la caza de internacionales que han jugado en el extranjero, y ahora están escondidas

0
Mahjabin Hakimi, la jugadora en el circulo.

Según publica la prensa del país ahora en el exílio, Mahjabin Hakimi, una jugadora  de la selección de Afganistán, habría sido asesinada por los talibanes. Uno de sus entrenadores se lo reveló al Independent Persian, diciendo que la habían decapitado. Al parecer, su ejecución tuvo lugar a principios de octubre. Su familia se había visto obligada a no decir nada, so pena de sufrir represalias. Pero una foto del cuerpo sin vida de la joven circuló en Internet, antes de que la prensa local confirmara su muerte.

Majhabin formó parte de la selección de Afganistán. Antes de que los hombres de Hibatullah Akhundzada asumieran el poder en agosto pasado, también era miembro del club municipal de Kabul, con el que ganó numerosos trofeos. Incluso fue una de las más exitosas en el vestuario.

Su entrenador dijo que solo dos jugadoras de voleibol afganas habían podido salir del país desde este verano. Todos los demás tuvieron que huir de sus hogares para intentar esconderse. Han vivido en constante angustia desde entonces, temiendo por sus vidas y las de sus seres queridos. Desde su regreso al poder, los talibanes han organizado una verdadera caza de deportistas, especialmente jugadoras de voleibol, que han competido en el extranjero y han aparecido en los medios de comunicación en los últimos años.

Recientemente se han registrado varias casas en todo el país, creando un clima de terror. "Los jugadores están desesperados y asustados. Se han visto obligados a huir y vivir en lugares desconocidos", dijo el técnico de la selección, que prefiere permanecer en el anonimato por motivos de seguridad. A pesar de su situación extremadamente preocupante, la comunidad internacional ha ignorado hasta ahora la solicitud de ayuda los jugadores de voleibol afganos.