GOLF | CJ CUP

McIlroy gana la CJ Cup y logra su vigésimo título PGA

El norirlandés terminó la última jornada con una tarjeta de 66 golpes para imponerse a Collin Morikawa y a Rickie Fowler. Sergio García finalizó vigésimo quinto.

0
Rory McIlroy posa con el trofeo de campeón de la CJ Cup en el The Summit Club de Las Vegas, Nevada.
Christian Petersen AFP

El golfista norirlandés Rory McIlroy volvió a encontrar su mejor juego y culminó este domingo una gran final en la cuarta ronda de la Copa CJ para proclamarse campeón y conseguir el vigésimo título del PGA Tour desde que llegó al profesionalismo.

El dominio de sus golpes le permitió superar al estadounidense Rickie Fowler, que había comenzado la jornada dominical como líder provisional con dos golpes de ventaja, y luego aguantó el ataque final de otros local, el joven Collin Morikawa.

Eso le obligó a jugar en la recta final sin margen de error para no dar lugar al playoffs.

McIlroy, exnúmero uno del mundo, tomó el control con un putt de eagle de 11 metros desde el green en el par 5 del hoyo 14 y luego jugó sin errores en la recta final que le permitió entregar tarjeta firmada de 66 (-6) y asegurar la victoria con un acumulado de 263 (-25), uno menos que Morikawa (264, -24) después que acabó la ronda con registro de 62 (-10), incluido un eagle en el hoyo 18.

McIlroy es el jugador número 39 en ganar al menos 20 veces en el PGA Tour, y es su quinta temporada consecutiva en el circuito con al menos una victoria, que en esta ocasión le dejó un premio en metálico e 1.765.000 dólares y 500 puntos para la clasificación de la FedEx Cup.

Mientras que Morikawa, miembro de The Summit Club, donde de celebró el torneo, recibió un cheque de 1.053.000 dólares y 300 puntos para la clasificación de la FedEx Cup.

Fowler, que se tuvo que conformar con el tercer puesto que compartió con su compatriota Keith Mitchell, tuvo un registro de 71 (-1), su peor recorrido del torneo, y acabó con acumulado de 266 golpes (-22).

"Es una gran zanahoria", dijo McIlroy sobre las 20 victorias. "No sabía que sería esta semana".

Entró en el fin de semana a nueve tiros del líder, recuperó mucho terreno con un 62 (-10) del sábado y luego se alejó aprovechando los hoyos de puntuación.

Fue similar a su primera victoria en el PGA Tour en 2010 en Quail Hollow. McIlroy estaba nueve tiros por detrás antes del fin de semana en ese torneo y cerró con rondas de 66-62 para ganar.

Morikawa estaba mirando desde el balcón que daba al green 18 para ver si tenía la oportunidad de hacer hoyos adicionales, aunque le estaba pidiendo mucho a McIlroy que dejara un tiro en el hoyo de cierre del par 5.

McIlroy se recostó desde el tee, jugó cerca del green y golpeó el wedge en el pin trasero para asegurar un par de dos putt y otro trofeo.

Parte de él fue provocado por una decepcionante Copa Ryder, cuando no ganó un punto hasta el domingo en individuales, cuando ya era demasiado tarde y estaba ahogado por la emoción al hablar de ello.

Quería volver a sus raíces como jugador, y funcionó muy bien contra un campo fuerte que le permitió a McIlroy pasar del No. 15 en el mundo para volver al top 10.

"Ser yo es suficiente", declaró. "Ser yo puede permitirme hacer cosas como esta".

En cuanto a la participación latinoamericana, la última jornada fue positiva con el argentino Emiliano Grillo que brilló al conseguir el mejor registro de todos los participantes tras entregar una tarjeta firmada de 61 golpes (-11).

Mientras que el veterano venezolano Jhonattan Vegas y el mexicano Abraham Ancer acabaron con tarjetas firmadas de 66 (-6) y 71 (-1), respectivamente, que le permitieron acumular 269 (-19) y compartir el decimocuarto puesto con otros dos jugadores, los estadounidenses Webb Simpson y Chris Kirk.

El gran recorrido de Grillo le permitió subir hasta el decimoctavo puesto al sumar 270 golpes (-18) y compartirlo con otros seis golfistas.

El español Sergio García y el mexicano Carlos Ortiz con registros finales de 67 golpes (-5) y 68 (-4), respectivamente, acumularon 271 (-17), que los dejó en el vigésimo quinto lugar de la clasificación, el mismo que también ocuparon cinco jugadores más.

El chileno Joaquín Niemann acabó en el puesto 45 con acumulado de 274 golpes (-14) y el colombiano Sebastián Muñoz se colocó cuatro lugares por debajo (49) con 275 (-13).