BELLATOR MMA

Anderson acaba con la revancha de Bader y se cita con Nemkov

Vadim Nemkov retuvo el campeonato del semipesado y se clasificó para la final del Grand Prix al someter a Anglickas. Corey Anderson noqueó a Bader.

0
Crónica de Bellator 268: Nemkov vs Anglickas y Bader vs Anderson.

El plan que estaba en el imaginario de todos saltó por los aires en Bellator 268. Vadim Nemkov destronó a Ryan Bader antes de que se iniciase el Grand Prix del semipesado. Si el campeón quería una revancha debía llegar a la final (cada uno iba por un lado del cuadro). Este sábado ambos tenían las semifinales. Nemkov cumplió, con susto, pero Bader se dejó la posibilidad en menos de un minuto, que fue el tiempo que Corey Anderson tardó en noquearle. El exUFC se gana el billete para luchador por el cinturón de Bellator ante un campeón que dejó ver que también sufre.

Nemkov parecía inexpugnable. Llegaba al pleito invicto en Bellator, pero el invitado a última hora, Julius Anglickas (entró al torneo por la baja de Anthony Johnson), casi da la sorpresa. Una derecha medio volada al contragolpe puso a temblar al campeón. Estuvo muy cerca de ser noqueado, pero demostró aguante e inteligencia. En cuanto pudo, llevó la pelea al piso y se recuperó. Dominó e incluso acabó conectando buenos golpes. Totalmente repuesto del susto, Nemkov volvió a ser Nemkov. Midió el tiempo y con una proyección logró un dominio de tres minutos y medio. En el suelo fue ganando terreno y masacró a Anglickas durante todo el round. Fue un claro 10-8 para el campeón. De hecho, sin la bocina igual el pleito se hubiese acabado

En el tercer asalto, Nemkov llevó la pelea al piso y buscó de nuevo dañar con sus puños y codos. También intentó la sumisión con una barra de brazo, pero Anglickas se destapó como un gran encajador de dolor. Resistió y llevó la pelea al cuarto acto. Sucedió lo mismo que antes. Nemkov le hizo volar y se puso a trabajar en el suelo. Siguió trabajando, golpeando y persiguiendo una sumisión que al final llegó con una brutal kimura que le dio el triunfo. Otro recital, esta vez con susto.

Antes fue el turno para el excampeón, Ryan Bader. Si quería una nueva oportunidad por el título debía de ganar a Corey Anderson. No tuvo ni la opción casi de pelearla. A los 30 segundos, en el primer intercambio, el exUFC le conectó un volado de derecha en la parte trasera del oído y lo mandó al suelo. Estaba tocado y Anderson no perdonó. Se lanzó a por él y no paró hasta que el árbitro detuvo las acciones (el tiempo oficial de la parada fue a los 51 segundos). En su cuarta pelea en Bellator tendrá la opción de ser campeón. Mientras, Bader tiene que pensar en defender el cinturón del pesado y lo hace con las peores sensaciones: una victoria en sus últimos cuatro pleitos.