GOLF | ESTRELLA DAMM ANDALUCÍA MASTERS

El relevo europeo para la Ryder se curte en Valderrama

El escocés Robert MacIntyre y el danés Nicolaj Hojgaard, dos de los jóvenes con más futuro en el Viejo Continente, esperan entrar en el equipo para Roma.

Valderrama
0
El relevo europeo para la Ryder se curte en Valderrama
GETTY IMAGES / TAYLORMADE

La contundente victoria estadounidense en la Ryder Cup de Whistling Straits abrió grietas en el equipo europeo. A Wisconsin viajó un contingente veterano, con cuatro de los doce jugadores, Westwood, Poulter, Sergio García y Casey, ya en sus 40. De ellos solo Sergio, con tres victorias en cuatro partidos, ofreció su mejor versión.

Lo cierto es que el sistema de clasificación pide cambios. Harrington solo tuvo tres elecciones personales, por las seis que permitieron a su homólogo norteamericano Stricker acomodar mejor a su escuadra a las necesidades del campo. El irlandés se llevó a Sergio, Poulter y Lowry, que consiguieron cinco puntos de los nueve puntos europeos. Pero tres, como decíamos, fueron de García. Poulter solo sumó en los individuales, en los que sigue invicto, y Lowry, aunque se reveló como un hombre que debería ser importante en el equipo a futuro, solo venció una vez en tres salidas. En cambio, entre Spieth, Schauffele, Scheffler, Finau, English y Berger, los elegidos por Stricker, acumularon 11 de los 19 puntos estadounidenses.

Más allá de este debate, otro apunte que se extrae de esta derrota es que parte de la generación que ha consolidado la preporendancia europea en el siglo XXI (siete triunfos en diez ediciones) ya ha entregado su mejor golf y urge sangre joven. En ese sentido dos de los jugadores que más papeletas tienen para estar en próximas ediciones son el escocés de 25 años Robert MacIntyre y el danés de 20 Nicolaj Hojgaard, campeón del mundo júnior con Dinamarca en 2018.

Ambos cuentan ya con victorias en el European Tour. MacIntyre ganó en Chipre el año pasado y Hojgaard se llevó el Open de Italia a principios de septiembre (una semana antes su hermano Rasmus, otro de los futuribles, venció en Suiza, siendo la primera vez que dos hermanos triunfaban en semanas consecutivas en el circuito). Este último torneo se jugó precisamente en el Marco Simone Golf & Country Club de Roma, que albergará la bienal en 2023. "Ahora lo conozco bastante bien. Necesita algunos retoques para estar listo, pero es un buen campo", cuenta a As Hojgaard, que tiene la Ryder entre sus "principales objetivos" a corto plazo, tras fallar el corte con +7 en el Andalucía Masters de Valderrama. Y como era de esperar, confirma que, de coincidir con Rasmus en el equipo, pedirían jugar "juntos". ¿Qué opina de la actuación europea en Whistling Straits? "Dieron todo lo que tenían. Obviamente fueron superados por los estadounidenses, que eran un equipo fortísimo. A veces ocurre", señala. De Valderrama se va "decepcionado": "He disfrutado jugando este campo. Es complicado pero justo. Lo que pasa es que no he jugado bien y me frustra. No he hecho lo suficiente".

MacIntyre, con +5, se ganó por poco el derecho a jugar las dos últimas rondas del torneo. "No estoy contento. He estado genial desde el tee, como casi todo el año, y eso es lo que hay que hacer aquí, pero he pateado terriblemente los dos días. No he jugado lo suficientemente bien. Tendré que desenvolverme mejor mañana (por este sábado) y hacer una buena tarjeta", comentó a As. Preguntando por la Ryder, confiesa que le "defraudó" un poco no entran en el equipo para este año. Cuando se cerró la selección, era el noveno en la lista de puntos europea (por delante de Sergio, Poulter y Westwood, cuya experiencia terminó pesando más) y el 13º en la mundial. "Estaba bien posicionado al final de la carrera por entrar en el equipo, pero esto es golf y los que se metieron formaron un gran equipo. Solo queda volver a intentarlo", apunta. "Al cien por cien quiero estar en Roma dentro de dos años. Siento que mi juego está preparado. Solo tengo que mejorar un par de cosas", añade.

Un Pro Am especial junto a Pau Gasol

MacIntyre tuvo el miércoles un partido en el Pro Am que seguramente recordará toda la vida. Le tocó jugar con Pau Gasol y Luis Figo. "Fue maravilloso jugar con Pau. Nunca había visto un hombre tan alto y fue un caballero. No es solo un atleta increíble, también una persona maravillosa. Fue muy guay", comenta entusiasmado. "Esta es una de las cosas que tiene el golf, que vives experiencias que ni siquiera habías soñado. Somos muy afortunados", celebra, aunque reconoce que él es más de fútbol y que no paró de "preguntar" cosas a Figo. "En los Pro Am juegas con mucha gente diferente, con historias variadas, y vives grandes momentos", concluye el zurdo, uno de los hombres destinados a defender el fuerte europeo en la próxima Ryder.