BM Benidorm BM Benidorm

CEST

H. Anaitasuna H. Anaitasuna

BALONMANO | LIGA SACYR ASOBAL

El Anaitasuna espera seguir su buena racha en Benidorm

Al cuadro alicantino tradicionalmente se le complican los partidos con los navarros, que además llevan tres triunfos consecutivos.

0
Quique Dominguez, entrenador del Anaitasuna,

El Benidorm recibe este sábado (18:00 horas) en el Palau al Helvetia Anaitasuna, rival ante el que tradicionalmente no logra buenos resultados y ante el que pretende recuperar su dinámica positiva. El conjunto navarro es uno de los que peor se le da al Benidorm como local, ya que en las cinco visitas anteriores Anaitasuna logró cuatro victorias, cayendo derrotado en una sola ocasión.

El equipo de Fernando Latorre quiere, sin embargo, resarcirse de la derrota de la pasada jornada ante Puente Genil, que rompió una mini racha de dos victorias consecutivas, para no descolgarse de la zona altade la tabla. Llega a este partido con varios jugadores con problemas físicos, pero con la esperanza de poder contar con todos ellos.

Latorre pronosticó un partido "muy complicado" ante Anaitasuna. "Somos equipos muy parejos y ellos están bastante completos en todas sus líneas. Hacen un balonmano bonito y vistoso. Si no estamos concentrados será difícil competir", avisó el preparador alicantino.

Por su parte, el Helvetia Anaitasuna tiene por objetivo de sumar su cuarta victoria consecutiva este curso ante un rival al que aventaja en dos puntos. El entrenador del conjunto pamplonés, Quique Domínguez, pretende superar su mejor racha de partidos ganados desde que llegase a Pamplona la temporada pasada. El gallego no ha pasado de los tres partidos seguidos venciendo, por lo que mañana tendrá una oportunidad de oro de ampliar esta estadística. Domínguez comentó que sus jugadores se encuentran "animados y motivados" y con ganas de dar continuidad a su buen estado de forma.

Sobre el  Benidorm, el preparador elogió a los alicantinos como "un muy buen equipo" que ha cambiado10 jugadores respecto a la plantilla del año pasado, algo que "podría dar lugar a pensar que haría falta tiempo para engrasar la maquinaria" y que, sin embargo, "viéndolos jugar, noparece que haya cambiado tanto".