PÁDEL | WPT OPEN LUGO

Lebrón y Galán se llevan un torneo en una final de fantasía

Ganaron 2-1 a Paquito Navarro y Di Nenno, con puntos imposibles de ambas parejas. Gemma Triay y Ale Salazar vencen sin problemas en la femenina.

0
Lebrón grita un pñunto felicitado por Galán.

Las dos parejas que lideran el Circuito, Alejandra Salazar y Gemma Triay en mujeres y Lebrón y Galán en hombres, se llevaron las finales de este domingo en el Open de Lugo, pero si ellas se mostraron arrolladoras para imponerse en un partido de menos de 80 minutos, ellos tuvieron que jugar a un nivel superlativo ante la mejor pareja del mes de septiembre, Paquito Navarro y Martín Di Nenno.

La final masculina, con los tres mejores jugadores españoles de siempre en acción, no dejó a nadie indiferente, porque además el argentino Martín Di Nenno se metió en la dinámica de sus compañeros de final. Dos horas largas de partido, con dos parejas que juegan a puntos rápidos, que no especulan, pero que se alargaban por las recuperaciones y apariciones por toda la pista de los cuatro protagonistas.

Se vieron acciones inusuales por su dificultad, las dejabas insolentes de Lebrón, los remates de Galán que cuando sacó su cañón fue un matarife certero, las contras de Navarro, los cambios de velocidad de Di Nenno. El primer set fue para los ganadores, que perdieron dos veces su saque, pero lo rompieron tres: 6-4. Devolución del resultado en la segunda manga, 4-6. Y en la tercera, un protagonista destacado: Alejandro Galán, que dominó todos los registros, con cambios de dirección para clavar a Di Nenno, con recuoeraciones imposibles como si fuese el juego de fantasía en el billar, y sumando puntos incontestables a los globos de sus rivales: 6-3.

Quinto título del año para Galán y Lebrón en seis finales disputadas, y revancha del anterior choque ante Paquito y Di Nenno, que la última vez les habían ganado en cuartos de final, en el Master dfe Cerdeña en Cagliari este mismo mes.

En la final femenina, lo que parecía: rotunda victoria de Alejandra y Gemma ante Virginia Riera y Paty Llaguno: 6-1 y 6-4 en un choque que Triay impuso su ley para sumar su sexto torneo en ocho finales disputadas. El nivel demostrado por las números uno en septiembre ahora mismo las convierten en inabordables.