BOXEO

Las cinco claves de la victoria de Olek Usyk sobre Anthony Joshua

Olek Usyk es el nuevo campeón WBA, IBF y WBO del peso pesado tras vencer a Anthony Joshua en un combate en el que la estregia fue clave.

0
Las 5 claves de la victoria de Usyk sobre Joshua.
EDDIE KEOGH Matchroom Boxing

Olek Usyk rompió el orden que estaba en la cabeza de los fans y derrotó a Anthony Joshua para dinamitar los planes que había en el peso pesado. El triunfo del ucraniano tuvo varias claves que analizamos.

El aumento de peso de Usyk no le restó

Usyk decidió subir de peso con respecto a su último combate. No fue demasiado, pero lo justo para estar en báscula por encima de los 100 kilos. No quería tener una gran diferencia de tamaño con su oponente y optó por ello. No estaba tan definido como antes, pero ese aumento le permitió pegar más duro, tener un aguante mayor y no le afectó ni en fuelle ni en rapidez de manos. Fue un aumento acercado.

Joshua tardó en entrar en el combate

Anthony Joshua demostró demasiado respeto y eso le provocó que no arriesgase. Esa actitud se evidenció sobre todo en el inicio del combate. Hasta el quinto asalto, AJ no incrementó su ritmo y puso algo mas sobre el ring. Tardó 12 minutos en leer lo que le traía preparado Usyk. Demasiado regalo... y encima, nunca acabó de encontrar la manera de frenar ese plan.

Anthony Joshua recibe un golpe de Oleksander Usyk.

La estrategia de Joshua falló

El plan de Joshua era claro: ser cauto y esperar el hueco. Ese plan le funcionó contra Andy Ruiz en la revancha y también ante Pulev, pero no frente a Usyk. El ucraniano era mejor, pero el inglés no fue capaz de cambiar de estrategia. Tampoco supo apretarle con ritmo y cortarle las piernas. Se centro en boxear en distancia intentando tener el menor riesgo. También falló su determinación. Siempre se dio por satisfecho con lo que tenía.

La velocidad y técnica de Usyk fue demasiado para Joshua

Las dos esquinas plantearon una pelea muy táctica. Sin riesgo del rival, las cualidades innatas eran clave. Ahí se vieron las mejores capacidades de Usyk. El ucraniano era más rápido a la hora de conectar sus manos (pasaba el jab y siempre percutía después) y también con sus movimientos laterales. Era más técnico y eso le permitió superar a Joshua cada vez que le intentaba golpear.

Joshua no probó la resistencia de su rival

Usyk se marchó golpeado. Era lógico, pero en ningún momento se le vio en aprietos, como si le había pasado en sus dos pleitos anteriores en el peso pesado. Joshua no le restó un ápice de movilidad con los golpes abajo y nunca le apretó, ni en la parte final, para intentar conectar una serie y probar si al resistencia del ucraniano era alta o no. No todo fue demérito suyo. Usyk le hizo fallar y dejó a AJ con solo un 12% de golpes conectados.