ESCALADA

Erik Noya, plata mundial en velocidad de escalada

El español se llevó el subcampeonato del mundo en la prueba de velocidad: sólo perdió en una final muy ajustada ante el ucraniano Danyil Boldyrev.

0

Después del oro en Tokio 2020 de Alberto Ginés en combinada, Erik Noya se colgó la plata en el Mundial de escalada de Moscú... en velocidad, disciplina que será olímpica en solitario en París 2024 (bloque y dificultad continuarán unidas y aparte). Sólo le superó el ucraniano Danyil Boldyrev, que logró su segundo título, tras el de Gijón 2014. El destino quiso que Noya completara su carrera más lenta del día (5.95) en la final, mientras su rival la realizó en 5.73. Sin embargo, en apenas mes y medio España se ha convertido en una potencia de este deporte.

A los 27 años, Erik Noya batió el récord nacional en su ronda de octavos. Registró 5.70 para eliminar al campeón del mundo de 2018, el iraní Reza Alipourshenazandifar. En cuartos se cargó al austriaco Tobias Plangger (con 5.84). En semifinales, ya en la lucha por las medallas, se deshizo del estadounidense Noah Bratschi (con 5.74). Sin Ginés, que no participó para tomarse un descanso tras su brillante explosión en Japón, su compañero de Selección se marcó una actuación estelar. En mujeres, venció la polaca Natalia Kalucka y la aragonesa María Laborda acabó 21ª.

Nacido en Caracas el 9 de febrero de 1994, la infancia de Noya transcurrió en un pueblo, San Antonio de los Altos, rodeado de naturaleza y con un modesto rocódromo. Se apuntó a clases a los ocho años y pronto surgió su afición a la escalada, hasta especializarse en velocidad con 15. Estudió Economía en la Universidad Católica Andrés Bello y representó a su país natal hasta 2019, cuando se nacionalizó español después de trasladarse a Madrid. Hasta su irrupción en Rusia, ostentaba como mejor resultado internacional un quinto puesto en la Continental Cup de Innsbruck, el pasado junio.