BALONMANO

Roki y Basualdo, dos jóvenes con proyección que quieren crecer en Valladolid

Según David Pisonero, "ambos cuentan con el perfil de jugadores que se quería en el club, gente con potencial, que viene a aportar una gran cantidad de trabajo".

0
Roki y Basualdo, dos jóvenes con proyección que quieren crecer en Valladolid

Paolo Roki, lateral izquierdo croata, y Mauricio Basualdo, lateral derecho argentino, son dos jóvenes con gran proyección que aspiran a "crecer personal y profesionalmente" en el Recoletas Atlético Valladolid, donde se están sintiendo "muy a gusto y bien recibidos".

Según ha analizado el técnico del equipo, David Pisonero, "ambos cuentan con el perfil de jugadores que se quería en el club, gente con potencial, que viene a aportar una gran cantidad de trabajo, pero necesitan tiempo para desarrollar su mejor versión".

En el caso de Mauricio Basualdo se buscaba "que complementara a Miguel Martínez, porque este la temporada pasada tuvo mucho tiempo en pista y supone un buen añadido, ya que tiene más capacidad de lanzamiento y agresividad defensiva, y su capacidad de trabajo es muy grande".

"En el caso de Paolo Roki es distinto, porque el seguimiento ha sido distinto, es jugador de la escuela de Metlicic, muy específico en su puesto y hay que crearlo. Queremos un jugador total como puede ser Patrianova, o lanzador, como Fischer, pero en su caso es más vertical, más potente, más versátil y tiene una gran capacidad de juego", añadió.

En este sentido, Pisonero ha insistido en que "son jugadores muy jóvenes, que vienen a aprender y a crecer con el Recoletas, y la exigencia no puede ser la misma que se pedirá a otros jugadores con mucha más experiencia y oficio como son Borja Méndez o Yeray Lamariano, aunque su potencial es grande".

Paolo Roki ha sido el primero en hablar y, durante el turno de preguntas, ha señalado que sabe que tiene 21 años y a qué equipo ha venido, y considera que era tiempo "para mejorar nivel", en una liga que "es muy buena, que tiene un buen sistema de juego" y se ha mostrado "agradecido y feliz por la oportunidad de jugar en la mejor liga del mundo".

Mis primeros días ha sido muy buenos, porque los compañeros y el cuerpo técnico me han recibido muy bien. Todo es muy agradable y estoy feliz de estar aquí. Quiero adaptarme al jugador de aquí, que es distinto a la bundesliga, quiero estar en España, desarrollar la táctica y dar el máximo para ir mejorando".

Tal y como ha advertido, puede "defender", le gusta "fintar y disparar" y se considera "un jugador diferente", lo que espera que contribuya "a que gane el equipo". "Es fuerte en el uno contra uno, es rápido y versátil", ha detallado Pisonero.

En lo que respecta a Basualdo, ha admitido que Pisonero le convenció de venir a Valladolid, porque le dijo "claramente" lo que quería de él y le convenció con su "persuasión". Además, Valladolid "es lo que buscaba", porque sabe que es "joven, con proyección" y que le faltan "muchas cosas por pulir".

"Valladolid es la cuna del balonmano, y venir aquí era la mejor opción para seguir creciendo personal y profesionalmente. Aunque es un salto grande, porque esta categoría será más exigente físicamente e influye más la toma de decisión y de saber resolver situaciones, me siento al nivel y espero ir poco a poco estando a la altura", ha apuntado.

Aunque es "defensor", quiere "aprender" a potenciar otras cualidades, porque su objetivo es "ayudar al equipo en todo lo que se pueda" y ha reconocido que compartirá puesto con Miguel Martínez "que es más versátil" y del que ya está "aprendiendo mucho", porque le "acompaña mucho" y le "enseña". "Va a ser un buen compañero de posición", ha dicho.