WWE

Nikki A.S.H. defenderá su título en triple amenaza en SummerSlam

Charlotte Flair y Rhea Ripley aparecieron en Raw para reclamar una oportunidad por el Campeonato femenino de Raw. La autoridad tomó la decisión salomónica.

0
Crónica del Raw del 26 de julio de 2021.
WWE

"Qué ganas tenía de decir esto: 'Bienvenidos a Monday Night Raw'", espetó Nikki A.S.H. Desde que su personaje y nombre cambió, todo sonríe a la escocesa, quien la semana pasada canjeó su maletín de Money in the Bank para ganar el Campeonato femenino de Raw. Gracias a ese factor, fue la encargada de abrir el show rojo este lunes. Se estaba dando un baño de masas... pero duró poco. Charlotte Flair y Rhea Ripley la interrumpieron. Ambas reclamaron una oportunidad titular. La autoridad tomó nota y tiró por el camino más justo: en SummerSlam (21 de agosto) habrá una triple amenaza por el cinturón. Pese al anuncio, Flair pidió más y se lo dieron. Para cerrar el show hubo un mano a mano entre la 'Reina' y Nikki A.S.H. Charlotte se creció, ya que en un combate durísimo y con muchas alternativas, Flair estuvo en serios problemas, logró un triunfo que le da mucha moral de cara al futuro: "Nikki, mírame a la cara. Nadie está en mi liga", espetó. Y A.S.H. replicó: "Demostré que puedo ganar. La próxima semana te reto a una revancha". Se dará. Flair aceptó antes de dar una paliza a la campeona para cerrar el show.

Por su parte, Bobby Lashley apareció en el cuadrilátero con el objetivo de dar una respuesta a Goldberg, quien una semana antes le había retado. MVP fue el encargado de hablar y cuando el campeón de la WWE iba a hablar, Cedric Alexander y Shelton Benjamin salieron a escena. Pidieron una oportunidad y Lashley fue claro: puedo ganaros a los dos. Lo hizo e incluso la cuenta de tres la logró con un rival encima del otro. Está en un gran estado de forma y es superior a la gran mayoría de sus rivales. No desveló nada, pero el mensaje está claro: el luchador que quiera destronarlo no lo tendrá sencillo.

En cuanto a títulos, Reginald retuvo el Campeonato 24/ ante R-Truth y AJ Styles y Omos también mantuvieron los cinturones por parejas de Raw frente a The Vinkings Raiders (Erik e Ivar). Todo se acabó cuando el gigante entró en escena. No fue el único momento de la noche en la que los campeones fueron protagonistas. Riddle estaba peleando contra John Morrison. La promesa había logrado evitar a The Miz, pero se distrajo cuando Omos destrozó su patinete. Eso le costó la victoria y después una paliza de los monarcas por parejas. En esa división, pero femenina, Raw dejó dudas. Natalya y Tamina se impusieron a Eva Marie y Doudrop. El triunfo fue para las portadoras de los cinturones, pero Natalya se fue con gestos ostensibles de dolor y podría estar lesionada. Habrá que ver su evolución.

Mientras, Sheamus cayó frente a Damian Priest, quién le quitó la máscara que protege su rostro (el irlandés sufrió hace varias semanas una fractura de nariz) y eso desestabilizó al campeón de los Estados Unidos. Otro dueño de un cinturón también fue protagonista. Karrion Kross, dueño del título de NXT, visitó Raw y lo hizo con una gran triunfo sobre Keith Lee. Por su parte, Drew McIntyre acabó muy enfadado. Jinder Mahal apareció con un abogado para interrumpir el segmento del escocés. El indio exigió una disculpa por el ataque que sufrieron la semana pasada o emprendería acciones legales. McIntyre venció a Veer en un mano a mano. El lacayo de Mahal tomó una silla, pero le salió mal la jugada. Eso generará controversia, pero por si acaso, Drew volvió a atacar a Jinder. En el otro combate de la noche, Mustafa Ali y Mansoor se impusieron a Mace y T-Bar.