BALONMANO

Barcelona se queda sin la final del Mundial femenino 2021

El Comitè Organizador justifica en la pandemia la reducción de sedes: Granollers, Castellón, Lliria y Torrevieja

Ainhoa Hernández.

Barcelona, señalada inicialmente para ser la sede del Mundial femenino de 2021, como en 2013 lo fue del masculino en el Palau Sant Jordi, se cae del programa según ha hecho público este miércoles el Comité Organizador del Campeonato del Mundo que llevaba varias semanas tratando con los organizadores de la sede. Sin una solución de otra ciudad, se reducen a cuatro las sedes del Mundial: Granollers, Torrevieja, Llíria y Castellón.

Sin embargo, será Granollers la que asuma la organización de las fase final en la lucha por las medallas en diciembre, con lo que el Palacio Olímpico de la ciudad vallesana será el que tome el relevo al Palau Sant Jordi, lo que supone una rebaja importante respecto al número de posibles espectadores, toda vez que en el Sant Jordi la posibilidad de entradas para espectadores supera las 15.000 mientras que en el Olímpico se quedan en 5.000.

Desde el Comité Organizador y la Real Federación Española de Balonmano (RFEB) han mostrado palabras de agradecimiento para Barcelona por "su esfuerzo y dedicación", y sobre todo por su "compresión" ante la decisión adoptada, aunque no se aclaran los motivos por los que se elimina la sede barcelonesa aunque se justifica en la situación de la pandemia y para evitar los desplazamientos del engrenaje mundialista.