BALONMANO PLAYA

La selección de Noruega de balonmano playa, multada por no jugar en bikini

Las jugadoras del combinado nórdico jugaron con pantalones cortos elásticos durante su partido ante España en el Europeo de 2021, lo que ha motivado la sanción.

Las jugadoras de la selección femenina de balonmano playa de Noruega posan con su equipación con pantalones cortos.
Twitter @NORhandball

Polémica en el balonmano playa por la sanción que se le ha impuesto al equipo de Noruega tras la disputa del reciente Europeo. El equipo nórdico ha sido multado después de jugar su partido por el bronce ante España con pantalones elásticos cortos en vez de hacerlo en bikini, como marca el reglamento.

Las jugadoras noruegas disputaron el partido con esta prenda como protesta por el diseño reglamentario de la parte inferior del bikini, que debe ser "con ajuste ceñido y corte en ángulo hacia arriba hacia la parte superior de la pierna", tal y como se recoge en el reglamento de la IHF, la Federación Internacional de Balonmano. Por esta razón, el combinado noruego fue sancionado con una multa de 1.500 euros por vestir ropa inadecuada.

En declaraciones a NBC, Kare Geir Lio, presidente de la Federación Noruega de Balonmano, se mostró muy indignado con la imposición para jugar de esta prenda, algo que él califica de "vergonzoso". "No es ropa apropiada para jugar en la arena. Ellas entrenan como quieren en Noruega, pero luego están obligadas a vestir como obliga la IHF cuando juegan en el extranjero", lamentó. El presidente también relató que habían solicitado jugar con estos pantalones desde el inicio del Europeo, algo que fue rechazado bajo la amenaza de multa o descalificación del torneo.

Ante esta situación, las jugadoras de Noruega decidieron protestar llevando esta prenda en el partido por el bronce ante España, tal y como relató la jugadora noruega Katinka Haltvik en declaraciones a la radio pública noruega NRK. "Fue muy espontáneo. Pensamos 'Hagámoslo, a ver que pasa". Una versión que corrobora el presidente de la federación noruega. "Nos avisaron 10 minutos antes del partido de que jugarían con la ropa con la que se sentían más cómodas. Y recibieron todo nuestro apoyo". Todo un ejemplo que veremos si sienta un precedente a la hora de regular los códigos de vestimenta en el balonmano playa femenino.