BALONMANO

El Benidorm se siente ignorado por la Corte de la EHF

Para Abizando, presidente del Club, "es doloroso ver que tienes razón y ni contestas", pero esperar volver a Europa por merecimientos deportivos.

Latorre, entrenador del Benidorm.

El presidente del Balonmano Benidorm, Javier Abinzano, asegura que lo que más le duele del fallo de la Corte de la EHF, en el que se ratificaba la eliminación europea de su equipo sin compensación alguna, es tener razón y no poder hacer nada para cambiar la situación.

El Benidorm, que debutó la pasada temporada en Europa, fue eliminado de la Liga Europea por incomparecencia, en el partido de vuelta de la segunda ronda de la competición continental en Viena, al estar en cuarentena tras seis falsos positivos en su plantilla.

El club recurrió la decisión y pidió una compensación económica o que se le invitara a una competición la próxima temporada, pero la máxima instancia del balonmano continental ratificó su eliminación sin compensación.

"El tema ya está en vía muerta. Se acabó. Hay que mirar adelante y ser positivos. No podemos meternos en más tomates. No queda otra que trabajar duro para volver cuanto antes a Europa", indicó el presidente.

"Hemos hecho todo lo posible. Nos queda un agujero económico porque teníamos unas previsiones y el proceso ha tenido sus gastos, pero también un daño en el alma, porque nos hacía mucha ilusión estar en Europa", insistió el dirigente, cuyo equipo solo pudo disputar el partido de ida como local.

"No han querido darnos la razón. Da mucha impotencia saber que pese a tenerla, no se puede hacer nada", añadió Abínzano, quien acusó a los árbitros del proceso "de hacer como los monitos: ver, oír y callar".

"No queda más que insistir, como siempre hemos hecho. Hay que comenzar de nuevo para volver y poder disfrutar de Europa", concluyó Abínzano.