TAEKWONDO

El calvario de Jesús Tortosa continúa: "Me dejaron solo"

El español, excluido de los Juegos de Tokio de manera polémica por la Federación, fue acusado de caer contra un rival muy inferior... que se llevó el título.

El calvario de Jesús Tortosa continúa: "Me dejaron solo"
NurPhoto via Getty Images

El calvario de Jesús Tortosa continua. A sus (23 años), y cuarto en el ránking olímpico de -58 kg (mejor español en todos los pesos y que peleó por el bronce en Río 2016), la Federación Española de Taekwondo le dejó fuera para otorgar la plaza (conquistada para el país por el madrileño merced a sus resultados, entre otros el bronce en el Mundial de 2017) a Adrián Vicente, el 11º en el ranking. De fondo, la demanda laboral que el padre de Tortosa, también Jesús de nombre y que fue seleccionador, ganó a la RFET y el apoyo de este al candidato alternativo, Juan Carlos Eiriz, en las recientes elecciones a la presidencia que volvió a ganar Castellanos.

La RFET justifica la elección de Vicente en lugar de Tortosa en razones "puramente deportivas" y en que presenta unos mejores resultados en 2020 y 2021. Desde dicha decisión, tomada a finales de mayo, Tortosa sigue luchando por su plaza de diferentes maneras: recogiendo firmas, pidiendo amparo a Pedro Sánchez y a Pablo Casado, al CSD, a los tribunales... tal es la situación que en un futuro se está planteando competir para otro país. "Le habéis pegado una patada en el culo, es humillante", decía Joel González, oro en Londres 2012 y bronce en Río 2016, y que se retiró esta misma semana.

El pasado fin de semana, se disputó el Multi European Games en Bulgaria, en el que Tortosa y Vicente podrían encontrarse en semifinales. Sin embargo, no fue así. Tortosa cayó en primera ronda y Vicente finalmente no participó "para evitar lesiones". La Federación destacó que Tortosa "perdió ante el ruso Ali Aliev, 560 del ranking olímpico", mientras que del resto de la delegación española no destacaban el ranking del rival. El propio Jesús grabó un vídeo y explicó cómo fue todo en Bulgaria. "La Federación me faltó al respeto. Perdí el combate ante un rival que ya había ganado a varios olímpicos rusos, y que a la postre quedó campeón", comienza.

"Es una situación muy compleja, a nivel físico y mental. Me dejaron solo. La sensación de soledad era tremenda. En este deporte priman el respeto y la honestidad, y eso no lo están haciendo conmigo. También pido respeto para Adrián Vicente, él no merece ningún mensaje ofensivo. Tengamos más clase que otras personas", añade. El hermano de Jesús, Hugo, contó en redes sociales que no tuvo contacto con su entrenador. "Es triste ver como te sientes solo en un tapiz, que el entrenador no te dirija la palabra, es triste ver como una Federación ha acabado con un gran deportists como Jesús. Es triste el bullying, las amenazas y las coacciones que llevas recibiendo estos años por parte de la RFET. ¡Eres el mejor".