JUDO | MUNDIALES

Ippon de Niko al coronavirus

El campeón mundial en 2018 y favorito en los Juegos afronta los Mundiales "al 98%" tras superar el coronavirus que contrajo hace 25 días y le tuvo 10 parado.

Madrid
Ippon de Niko al coronavirus
CHEMA DIAZ DIARIO AS

Niko Sherazadishvili recibió el 13 de mayo en su cuerpo la visita que toda la humanidad quiere evitar. Y más si eres deportista, número uno del ranking mundial de judo y los Juegos de Tokio asoman a menos de dos meses... La de la COVID-19. El campeón del mundo en -90 kg en 2018 sintió malestar, se sometió a una PCR previa a la concentración internacional de Benidorm en la que iba a afinar su puesta a punto para los Mundiales de Budapest que arrancan este domingo y el resultado fue positivo. Mazazo.

Tras diez días parado y escuchar a su cuerpo, el madrileño de adopción (nació en Georgia y se afincó desde los 13 años en Brunete) y su entrenador Quino Ruiz decidieron que no había que saltarse el Mundial, en el que compite el jueves 10. "En cuanto di negativo retomé mi rutina de tres sesiones de entrenamiento diarias. Al principio, un poco cansado. Pero por suerte el virus me atacó de forma leve y ahora puedo decir que estoy al 98% y espero demostrarlo. Al 100% sólo estaré en Tokio", cuenta divertido desde el hotel-burbuja de Budapest.

A diferencia de otros deportistas para los que la COVID fue ese 'tren que te pasa por encima', Niko dice estar ya "enfocado" y haber "olvidado" el susto. "El Mundial me vendrá bien para ver en qué estado de forma estoy a un mes de los Juegos", relata. No estarán el actual campeón, el neerlandés Noël van't End ni el ruso Mikhail Igolnikov, pero sí el resto de la élite en una competición que no tocaba este curso y la Federación Internacional, para no dejar pasar tres años, ha recolocado antes de los Juegos.

Niko Shera sólo ha competido este año en el Grand Slam de Tel Aviv (plata) y los Europeos en abril, donde extrañamente perdió en primera ronda con el neerlandés Jesper Smink. "No hay mala suerte. Fue un tropiezo e igual me ha venido bien para espabilar. Llevaba dos años sin caer en una ronda tan temprana", cuenta a la vez que avisa que este año ha ganado "en músculo y en judo". Los exámenes médicos lo confirman: el porcentaje de grasa corporal es menor y el de masa muscular mayor. "La preparación física ha sido pesada y ahora tiene que salir el trabajo", advierte.

Niko, una de las grandes opciones de medalla de España en los Juegos, compartirá tatami con otros españoles con opciones. Este domingo (Eurosport), en -48 kg Julia Figueroa y Laura Martínez cerrarán su lucha por una plaza olímpica (6ª y 12ª en el ranking) y el reciente campeón de Europa en -60 kg Fran Garrigós intentará subir al cajón mundial.