ATLETISMO

Hassan revienta el 10.000

Estratosférico récord del mundo de la etíope en Hengelo superando la marca anterior por casi once segundo. Duplantis, cerca del de pértiga.

Hassan revienta el 10.000
VINCENT JANNINK AFP

Sifan Hassan, campeona del mundo de 1.500, 10.000 y recordwoman mundial de la milla, la hora y los 5 kilómetros en ruta, destrozó el récord del mundo de los 10.000 metros que tenía la etíope Almaz Ayana 29:17.45 al parar el crono en la reunión de Hengelo (Países Bajos) en 29:06.82.

"Tener este récord mundial es algo con lo que soñaba. Es la confirmación perfecta al duro trabajo que hemos realizado para prepararnos para Tokio. Estoy muy feliz" aseguraba la etíope. El otro protagonista fue el sueco Armand Duplantis que franqueó el listón de 6,10m en pértiga e intentó sin éxito superar el de 6,19 que habría supuesto el mejor salto de la historia.

Españoles.

Jesús Gómez firmó la mejor actuación de los atletas españoles tras lograr la tercera plaza en la final de los 1.500, con un tiempo de 3:35.70 minutos. Un tiempo que permitió al atleta burgalés igualar su mejor marca de la temporada los 3:35.70 que firmó el pasado 19 de mayo en Ostrava (República Checa). Registro insuficiente para discutir el triunfo el británico Jake Wightman, que se alzó con la victoria con un tiempo de 3:34.67, por delante del keniano Abel Kipsang, segundo con 3:35.63.

Por su parte, Ignacio Fontes fue séptimo con una marca de 3:36.90 minutos, 42 centésimas más que el tiempo -3:36.48- que el granadino firmó hace dos semanas en Ostrava. Un puesto más adelante, en la sexta posición, concluyó el también español Saúl Ordóñez su actuación en la final de los 800 metros. Ordóñez, que firmó un tiempo de 1:47.65, casi dos segundos más que el crono -1:45.88- que el atleta leonés registró el pasado jueves en Huelva, no pudo subir a un podio que encabezó el polaco Mateusz Borkowski con un marca de 1:47.02.

Por último, Aauri Lorena Bokesa concluyó con un tiempo de 52.85 en séptima posición una final de los 400 lisos en la que se impuso la belga Cynthia Bolingo, con un crono de 51.16 segundos.